Alcoholímetro ha disminuido accidentes: SSPM

80% de las personas que son remitidas al "Torito" son jóvenes.

0
1511

Esmeralda Trueba

De acuerdo con los registros de incidentes vehiculares en donde se ve involucrado el consumo de alcohol, se ha visto una disminución de entre 28 y 30 por ciento, así lo informó el secretario de Seguridad Pública del municipio de Querétaro , Juan Luís Ferruzca Ortíz, quien señaló que esto deriva de la operatividad del alcoholímetro. Refirió además, que 80 por ciento de las personas que son remitidas al torito se trata de jóvenes.

“Nosotros hemos visto disminución en cuanto a número de incidentes, evidentemente es una herramienta más de disuasión a modo preventivo en el tema de la alcoholimetría”, externó.

El funcionario refirió además, que el 80 por ciento de las personas que son remitidas al torito son jóvenes; tan solo este fin de semana, el funcionario municipal reportó 56 remisiones al Juzgado Cívico, de las cuales 9 de ellas fueron de mujeres.

Puntualizó que esta secretaría participa con la aplicación concretamente del dispositivo (seguridad y técnicos en la operación de los aparatos de alcoholimetría), por ello no se tiene detalle de las remisiones, ya que es la Secretaria General de Gobierno, el área que registra y encabeza el operativo.

En otro orden de ideas, Ferrusca Ortiz también informó que este fin de semana, a través del dispositivo metropolitano (elementos estatales y municipales), atendieron un llamado en San José el Alto, donde se detectó un grupo de jóvenes que violaban el Reglamento de Justicia Administrativa, y quienes además, agredieron a los elementos policiacos, dejando como saldo un elemento lastimado y una patrulla dañada.

“Se neutralizó, los jóvenes ingresaron a sus domicilios, nosotros nos retiramos, iniciamos una carpeta de investigación ante la Fiscalía General del Estado, por la agresión hacia la policía. Tuvimos un lesionado, una piedra lesionó en un dedo a un policía”, relató.

Ante este hecho, no se registraron detenciones; pues el secretario –dijo-, la protección de los familiares no abona a disminuir estas conductas antisociales. Por ello pidió responsabilidad de los padres de familia a afrontar las consecuencias del actuar de sus hijos.