“Cancelar la concesión de parquímetros y bicis compartidas obedece a poner en primer lugar los intereses de los ciudadanos en su conjunto; así es como tomo las decisiones, no por presiones de pequeños grupos de interés que recurrentemente pretenden obstaculizar el desarrollo de nuestra ciudad en beneficio propio”; de esta manera, el presidente municipal de la capital, Marcos Aguilar Vega, informó sobre su decisión de cancelar la concesión del sistema de parquímetros y bicis compartidas iban a operar en el centro histórico de la ciudad.

Señaló que las razones por las que finiquita el contrato con el concesionario Aquiles Park, son dos: la primera deriva del incumplimiento de la empresa para comenzar a prestar el servicio; y la segunda -dijo- por su sensibilidad al momento que atraviesa la economía de las familias queretanas “y en la República Mexicana”.

Luego de esta determinación, el edil aseguró que se renunciará al proceso para otorgar esta concesión a otra empresa, “pues tomaría tiempo que difícilmente permitiría concluir en esta administración municipal”.

De acuerdo con las estimaciones de la actual administración, por la revocación de este contrato, no habrá afectación económica para el municipio; por el contrario, el ayuntamiento hará efectiva una fianza –en su poder – por dos millones de pesos, ante el incumplimiento.

Códigoqro informó el 8 de febrero que la concesionaria interpuso una demanda de amparo el 6 de junio de 2016, ante el Juzgado Séptimo de Distrito de Amparo y Juicios Federales en el Estado de Querétaro, por una presunta orden de “suspender, rescindir, revocar o dejar sin efectos el contrato y/o concesión (…) al no respetar su derecho fundamental de audiencia y por la falta de notificación del procedimiento”.

Ante este amparo, el alcalde anunció que se iniciará un proceso ante un Juez federal denominado ‘incidente de caducidad’, a efecto de que se le retire a Aquiles Park la suspensión del amparo.