El expediente 61/2016 del Amparo Indirecto promovido el 6 de junio de 2016 por la empresa Aquiles Park, concesionaria de los parquímetros y bicis compartidas en contra del Presidente Municipal y otras autoridades también del municipio continúa teniendo actividad.

Apenas el pasado viernes 17 de marzo – dos días después de que el alcalde Marcos Aguilar anunció la “cancelación” de la concesión de parquímetros y bicis compartidas por “incumplimiento de la empresa en los plazos y la situación económica que atraviesa Querétaro y el país”- fue publicado un nuevo acuerdo del Juzgado Séptimo de Distrito de Amparo y Juicios Federales en el Estado de Querétaro; esto luego de que el administrador único de la empresa presentó un escrito mediante el cual autorizó a determinadas personas para oír y recibir toda clase de notificaciones. El juez autorizó la petición.

Previamente, el 31 de enero de 2017, el juez había emitido otro acuerdo en el que ordenó se agregara al expediente el oficio en el que el Magistrado Presidente del Segundo Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y Civil del Vigésimo Segundo Circuito admitió el recurso de revisión que Aquiles Park interpuso en contra del ‘sobreseimiento’, luego de que en sus respectivos informes justificados, tanto el Presidente Municipal, como sus secretarios de Gobierno, de Administración y de Movilidad; el síndico y el presidente del Comité de Adquisiciones negaron la existencia del acto reclamado.

El 6 de octubre, la concesionaria obtuvo una suspensión definitiva, para que mientras no existiera una sentencia en el juicio, ninguno de estos funcionarios públicos ejecutara alguna orden verbal o escrita para suspender, rescindir, revocar o dejar sin efecto el contrato o título de concesión de parquímetros.

¿Y por qué es importante esto? Por la sencilla razón de que a pesar de lo dicho por las autoridades municipales en la rueda de prensa del miércoles 15 de marzo (y según consta en el comunicado BOL189/DP/2017, el cual señala “El presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, dio a conocer en rueda de prensa que por incumplimiento de la empresa Aquiles Park se canceló de forma definitiva la concesión para la instalación de parquímetros y bicicletas compartidas”) y aunque han reconocido que debe seguirse un procedimiento ante el juez federal… ¿Qué pasaría si hubiera alguna sorpresa por parte del Poder Judicial Federal?¿O si se tratara de una estrategia legal? Nada puede ser descartado después de este “cambio intempestivo” de Marcos Aguilar de ser el defensor implacable de Aquiles Park a cancelar la concesión que le dieron!!! Esta historia aún no es capítulo cerrado…