Un día como hoy, pero de 1975, Lella Lombardi se convertía en la primera mujer y hasta la fecha la única en puntuar en un Gran Premio de Fórmula 1.

El automovilismo, deporte dominado y considerado para los hombres, no tiene mucha cabida para las mujeres; no obstante, hay damas que no se han detenido por los prejuicios y que han hecho carrera en el deporte motor, una de ellas es la italiana Lella Lombardi.

Lombardi llegó a la Fórmula 1 tras 10 años escalando las categorías inferiores del automovilismo. En 1975, entró en el equipo March de Max Mosley junto al piloto Vittorio Brambilia. Su primera participación fue en el Gran Premio de Gran Bretaña en 1974, siendo ese mismo trazado el que vería despedirse de las competencias a la italiana en 1976, tras haber disputado 17 Grandes Premios.

En sus dos primeros GP no se clasificó, pero llegó España, el 27 de abril de 1975, ahí consiguió puntuar en la F1. Ese día, en el trazado español de Montjuïc, entró sexta, pero solo logró medio punto, debido a que la carrera fue detenida antes de tiempo por el mortal accidente provocado por Rolf Stommelen. Lella también incursionó en el Mundial de Resistencia disputando las 24 horas de Le Mans; además de Daytona.

En 1988 colgó el casco debido al cáncer que padecía desde 1985. Cuatro años después cayó la bandera a cuadros definitiva para Lombardi. Gracias a su tenacidad, hay otras mujeres que han incursionado en la competencia, la mayoría como pilotos de desarrollo, pero que no quitan el pie del acelerador esperando una oportunidad.