PRI condena hechos en Puebla y apoya estrategia contra robo de combustible

El líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Ochoa Reza, condenó los hechos violentos ocurridos en Quecholac, Puebla, se solidarizó con las víctimas civiles y de las Fuerzas Armadas, y respaldó la creación de una estrategia integral de combate al robo de combustible en el país.

En un comunicado, reiteró su más amplio reconocimiento a las labores que llevan a cabo las Fuerzas Armadas, cuyos integrantes arriesgan todos los días sus vidas para garantizar la seguridad de las mexicanas y los mexicanos.

En este marco, pidió convocar a un periodo extraordinario de sesiones en el Congreso de la Unión, a fin de que se apruebe a la brevedad una Ley de Seguridad Interior que fortalezca la labor de las Fuerzas Armadas de México.

El desmantelamiento de las bandas dedicadas a la extracción ilegal de hidrocarburos sólo será posible con la participación conjunta de las secretarías de la Defensa Nacional, Marina y Hacienda, así como de la Procuraduría General de la República y Petróleos Mexicanos, como lo propuso el Gobierno Federal, afirmó.

Por tal motivo el líder nacional del PRI exigió a las autoridades competentes una investigación a fondo, deslindar responsabilidades y sancionar a los responsables.

“Se debe aplicar todo el peso de la ley ante estos cobardes actos de agresión contra personal del Ejército mexicano y los civiles que perdieron la vida. Estos crímenes no pueden suceder ni quedar impunes”, aseguró.

Ochoa Reza también deseó una pronta recuperación a los heridos y demandó que se les brinde una atención médica oportuna.

Sostuvo que como partido de la legalidad el PRI refrenda su compromiso con el Estado de derecho y hace votos porque nunca más se repitan este tipo de hechos en ninguna parte del país.