Existe un rezago educativo en la población indígena, frente al resto de los estudiantes: INEE

En Querétaro se tiene identificadas a 83 escuelas en preescolar y 75 de primaria que ofrecen el servicio de educación indígena; este sistema se brinda solo en municipios como: Amealco, Tolimán, Cadereyta, Ezequiel Montes y la zona serrana; a pesar de que se tiene identificada población indígena en municipios como Querétaro y Corregidora.

Existe un necesario enfoque de multiculturalidad en el sistema de educación que se brinda en todas las instituciones del Querétaro, lo que significa que la educación indígena debe estar presente en todos los planteles educativos y no solamente en las escuelas que se identifican o brindan el servicio en zonas indígenas. De acuerdo con el subdirector de Vinculación Estatal del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) en Querétaro, Amós García Montaño, se observa un rezago educativo en la población indígena, frente al resto de los estudiantes.

De considerarse a los hablantes de una lengua indígena, o preservadores de culturas y tradiciones como población indígena, en Querétaro se tiene un 3 por ciento de este sector; sin embargo, si se evalúa a los queretanos bajo el criterio de la autoidentificación, la población incrementa a 23 por ciento. Lo que refiere que una de cada 5 personas en el Estado se considera indígena.

Partiendo de ello, Amós García señaló que esto significa que gozan de determinados derechos particulares en la promoción de su cultura, e independientemente del idioma, se debe garantizar la identidad de costumbres, historia e identificación dentro de su sistema educativo.

Sin embargo, el servicio de educación indígena se brinda solamente en niveles de preescolar y primaria.

En Querétaro se tiene identificadas 83 escuelas en preescolar y 75 de primaria que ofrecen el servicio de educación indígena; que incorporan contenidos diferentes en el currículo hacia el fomento y respeto a las costumbres y lenguas indígenas. Así como docentes bilingües.

No obstante, este sistema se brinda solo en municipios como: Amealco, Tolimán, Cadereyta, Ezequiel Montes y la zona serrana. A pesar de que se tiene identificada población indígena en municipios como Querétaro y Corregidora.

Además de que la migración ha traído a la zona metropolitana a población indígena de estados como Oaxaca, Puebla, Guanajuato, Estado de México y Michoacán; que radican en la demarcación y demandan estos derechos.

Referente a la evaluación a los docentes que brindan educación indígena en la entidad, el subdirector de Vinculación Estatal del INEE, externó que se observan áreas de oportunidad en la enseñanza de la lengua materna.

“Hemos conocido que en algunos casos sí se tienen docentes que su lengua original no es la indígena; o también que sí hablan lengua indígena, pero no es la variante o no es la de la región. Si hablan Ñañu pero es de Hidalgo y brindan su servicio en Amealco”, expuso.

Amós García Montaño explicó que este instituto se encarga de evaluar el sistema educativo que se brinda a nivel nacional, con el objetivo de que este análisis sea una herramienta para la mejora de la educación. Para ello, se establecen estándares de educación en materia de infraestructura, currículo, personal docente, directivo, de supervisión, apoyo técnico y todo aquello vinculado con la educación.

En esta ocasión se emitió una serie de observaciones a las entidades para orientar la política pública en materia educativa con directrices para estudiantes de población indígena.

Por su parte, Gerónimo Sánchez, integrante de la Asociación de Padres de Familia en Defensa de la Educación Pública, en la entidad existe una deuda histórica con las comunidades indígenas en materia de educación; pues aseguró que no se está garantizando la atención a las necesidades y a la identidad de los pueblos y las comunidades.

“Es necesario desarraigar a las comunidades indígenas, que son las que hoy en día ponen el ejemplo del respeto a la naturaleza, trabajo colectivo, respeto a las identidades, tener auto gobierno”, aseguró.

Expuso que es necesaria una nueva pedagogía que tenga que ver con la integralidad de la educación, en valores, identidad nacional, el respeto a la identidad y amor comunitario que deben tener las nuevas generaciones:

“Lo que quieren es que se eduque en la onda de servirles al gran capital que se está llevando lo poquito que queda en el país; son actos de intervención y muerte para el país y una de ellas es la reforma educativa, preparar a la mano de obra barata para el futuro”, señaló.

La gratuidad de la educación y la infraestructura educativa también las consideró como necesidades apremiantes en peligro.