Impuestos, nadie se salva

0
207

Si se tardan en devolverle sus impuestos, que le paguen intereses.

Las devoluciones de impuestos son, han sido y serán, un proceso complejo y con muchas trabas; a la autoridad fiscal le gusta cobrar, para eso fue diseñada, devolver dinero simplemente no es lo suyo.

Si usted es persona física y en su Declaración Anual de ISR obtuvo un saldo a favor quizá este en desacuerdo conmigo porque el SAT ha mejorado mucho en este tipo de devoluciones, pero si sus saldos a favor son de IVA, podría apostar a que mi opinión le va a parecer incluso moderada; la mayor queja de los empresarios es quizá sobre las devoluciones de IVA y no solo por la cantidad de requisitos que hay que atender sino también por el enorme tiempo que el empresario debe esperar para obtenerlas.

Según el Código Fiscal de la Federación el SAT tiene 40 días hábiles para resolver una devolución. Dicho plazo se puede “alargar” si el SAT decide hacer un requerimiento o una auditoría, pero la regla es clara, si la autoridad devuelve después de vencido el plazo debe devolver con actualización e intereses.

Desafortunadamente, la autoridad tiene la práctica de nunca devolver con intereses sin importar el tiempo en que exceda el plazo otorgado para realizarlas. Tengo entendido que el pago tardío de una devolución puede ser atribuible al funcionario encargado y, por lo tanto, el pago de intereses le pudiera ser imputable razón por la cual simplemente no los pagan.

Defiende tanto la autoridad el no pagar intereses que incluso ante devoluciones ordenadas por un tribunal ha llegado al absurdo de sostener que si el Juez no ordena textualmente el pago de intereses, el SAT no está obligado a incluirlos en su devolución.

No se trata de que la norma sea ambigua, el artículo 22-A del Código Fiscal es más que claro, pero siguen defendiendo su absurdo pues saben que la gran mayoría de los contribuyentes se darán por satisfechos con finalmente recibir su devolución y nunca reclamarán el pago del interés.

Recientemente el Poder Judicial emitió la siguiente tesis: PAGO DE INTERESES A CARGO DE LA AUTORIDAD FISCAL. PROCEDE, AUN CUANDO EN LA RESOLUCIÓN DEL RECURSO ADMINISTRATIVO O EN LA SENTENCIA DE NULIDAD QUE CONCEDIÓ LA DEVOLUCIÓN DE UN SALDO A FAVOR O DE UN PAGO DE LO INDEBIDO, NO SE HUBIERE ORDENADO.

La obligación para la autoridad de pagar intereses está claramente establecida en la Ley por lo que no debiera ser necesario que el contribuyente lo solicite ni que agote procedimientos legales para recibirlos. Si cuando los contribuyentes pagan tarde no les perdonan ni un peso de recargos lo justo sería que no sean pichicatos cuando les toca pagarlos.

Hasta la próxima semana. @Pacoceb