Comunicólogos y periodistas tienen sueldo promedio mensual menor al de enfermeras y policías

Desde 1951, en México se celebra cada año el Día de la Libertad de Expresión el 7 de junio, hoy, están de festejo quienes estudiaron comunicación o periodismo

El ingreso promedio mensual de las personas que trabajan y estudiaron las carreras de comunicación y periodismo en el estado de Querétaro es de 9 mil 153 pesos netos, según información del Observatorio Laboral (OLA) de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), basada en cifras al cuarto trimestre de 2016 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con datos del mismo OLA, dicho sueldo se encuentra por debajo de ocupaciones como técnico en enfermería, que registra un ingreso promedio mensual de 9 mil 319 pesos; o bien, del que alcanzan los policías y agentes de tránsito de la entidad, cuyos ingresos al mes -en promedio- ascienden a 10 mil 564 pesos.

Con respecto al sueldo promedio mensual de los profesionistas en el estado, que es de 12 mil 723 pesos, quienes trabajan y estudiaron las carreras de comunicación y periodismo perciben un 28.05 por ciento menos de la cantidad mencionada; diferencia que en términos absolutos significa 3 mil 570 pesos por debajo de la media para los profesionistas queretanos.

Según la misma fuente de información, a nivel nacional el ingreso promedio al mes de las personas que trabajan y estudiaron dichas carreras es de 10 mil 948 pesos; por lo que, de la misma manera que en el comparativo anterior, los egresados de comunicación y periodismo que actualmente trabajan en la entidad perciben un sueldo promedio menor al registrado en el país. La diferencia es de mil 795 pesos entre cada sueldo promedio, lo que equivale al 16.4 por ciento menos para Querétaro.
La definición que da el OLA para las carreras de comunicación y periodismo refiere que se trata de “estudios que comprenden los aspectos científicos, humanísticos y críticos de la comunicación humana y colectiva en una variedad de formatos, medios y contextos. Considera también los programas que se centran en la teoría y la práctica de la recolección, procesamiento y distribución de noticias y reportajes de interés público”.

¿En qué están ocupados?

El citado informe revela que en el período comprendido entre los años 2012 y 2016, la cantidad de ocupados que estudiaron estas carreras creció de manera paulatina, independientemente de que su trabajo haya sido acorde o no con sus estudios. De 2012 a 2016 hubo un incremento de 105.58 por ciento en los ocupados, al pasar de mil 684 a 3 mil 462.

El apartado de las ocupaciones indica las tres principales ocupaciones de las personas que están trabajando, son remuneradas y que estudiaron comunicación y periodismo. En este sentido, la estadística refiere que el 71.7 por ciento desempeña trabajos no acordes con sus estudios; el 12.1 por ciento se ocupa como administradores y mercadólogos; el 9 por ciento son auxiliares y técnicos en educación, instructores y capacitadores; en tanto, solo el 7.2 por ciento ejerce como directores y gerentes en informática, telecomunicaciones, transporte y en investigación y desarrollo tecnológico.

En cuanto a la distribución por sexo de las personas ocupadas que estudiaron esta carrera, se observa que el 60.2 por ciento son mujeres y 39.8 por ciento son hombres.

Por lo que toca a la matrícula y egreso de las universidades, el OLA reporta que para el ciclo escolar 2015 – 2016 hubo un total de mil 41 matriculados en estas carreras; sin embargo, solo egresaron 177 personas -52 hombres y 125 mujeres-, es decir, del total únicamente el 17 por ciento concluyó sus estudios.

Funciones 

Quienes estudiaron las carreras de comunicación y periodismo pueden ocuparse como periodistas y reporteros; redactores y correctores de estilo. Con base en la descripción del organismo, son quienes recaban, redactan y comentan información sobre acontecimientos, eventos y sucesos de cualquier orden para su difusión en diarios, revistas, radio o televisión. También incluye a quienes revisan los originales de libros, artículos, ensayos, y otros materiales, para determinar su posibilidad de publicación o tipo de mercado al que va dirigido.

“Los trabajadores de este grupo deberán fundamentar y realizar proyectos orientados a la investigación periodística, emitiendo juicios con calidad informativa, que expliquen al público con veracidad y sencillez los procesos de los fenómenos sociales, políticos y culturales del momento. Éticamente comprometidos con su medio social y altamente capacitados en el manejo del lenguaje oral y escrito”, indica.

Desde 1951, en México se celebra cada año el Día de la Libertad de Expresión el 7 de junio.