Entre chismes y campanas 29 junio 2017

Seguramente en la Sesión Ordinaria del H. Consejo Universitario de la UAQ que se llevará a cabo hoy a las once horas en el Auditorio Fernando Díaz Ramírez, el ambiente será complicado debido a las irregularidades administrativas que fueron detectadas durante la auditoría general realizada -a petición del Consejo Universitario- para evaluar si los profesores asisten efectivamente a dar clases.

Dicha revisión arrojó la existencia no solo de “aviadores”, sino de profesores que fueron “subcontratados” en la Escuela de Bachilleres sin contar con el perfil requerido, es decir, sin estar debidamente acreditados (por ejemplo, tener título).

De acuerdo con lo que han informado autoridades universitarias, son alrededor de 800 estudiantes de 22 grupos los afectados, pues las personas “subcontratadas” no pueden firmar las actas para subir calificaciones; lo que provocó que padres de familia y estudiantes se manifestaran en rectoría ante la posibilidad de que los estudiantes tuvieran que ser evaluados nuevamente.

El rector se comprometió a respetar las calificaciones y que estas fueran ingresadas al sistema esta misma semana. Sin embargo, este asunto “administrativo” no deja de estar mezclado con cuestiones político-electorales y el conflicto al interior del propio SUPAUAQ.

La pregunta es ¿quién autorizó que estas personas sin el perfil dieran clases? ¿Quiénes son estas personas?, ¿qué hizo al respecto la directora de la Escuela de Bachilleres, Rosa María Vázquez Cabrera, quien ha sido mencionada entre las “aspirantes” a la rectoría y que pertenece al grupo opositor a Gilberto Herrera?

En otro tema, el secretario de Gobierno estatal, Juan Martín Granados Torres, expuso ante Integrantes de la Agencia para el Desarrollo de los Pueblos de América (USAID) durante su visita ayer a la entidad, el Modelo de Operación del Sistema de Justicia Penal Querétaro.

El funcionario estatal, de acuerdo con información proporcionada a través de un comunicado, “aprovechó para solicitar asistencia técnica, y asesoría, con la finalidad de potenciar y desarrollar algunos aspectos que permitan alcanzar la consolidación del Modelo de Operación”.

La agencia norteamericana fue creada en 1961, por el presidente John F. Kennedy; y el objetivo de USAID México –señala en su portal de Facebook- es apoyar “iniciativas mexicanas en materia prevención de la violencia y la delincuencia, estado de derecho, derechos humanos, cambio climático y competitividad, para mejorar las oportunidades económicas disponibles y garantizar comunidades seguras”.