‘Todos son fake news’…

0
174

“Cualquiera de nosotros es reemplazable, si hacemos algo mal, la audiencia tiene la oportunidad de cambiar el canal o de no leernos”, dijo el corresponsal de la revista Playboy, Brian Karem, al interrumpir y reclamar durante una rueda prensa en la Casa Blanca a la portavoz adjunta, Sarah Huckabee Sanders, sus ataques a medios de comunicación.

“Si [la Casa Blanca] cometemos el más mínimo error […] es una letanía absoluta de muchas de las personas en esta habitación. Pero los medios pueden seguir día tras día citando fuentes sin nombre, haciendo notas sin fuentes”, reclamó la vocera.

Furioso, el periodista respondió a la funcionaria: “Tú eres la que está siendo incendiaria usando esas palabras en este momento. Esta administración lo ha hecho también (…) Ustedes han sido elegidos para servir por lo menos durante cuatro años, no hay otra opción más que esa”.

El conflicto surgió, luego de que tres periodistas de CNN ¿renunciaron? o ¿fueron despedidos? tras haber publicado en el portal web de la cadena estadounidense información de una investigación sobre una reunión entre un asesor financiero del equipo de campaña de Donald Trump y el jefe de un fondo de inversión rusa, la cual fue eliminada al día siguiente porque “no cumplía con los estándares editoriales de CNN” (según reportó el propio medio de comunicación); lo cual fue aprovechado por el presidente norteamericana para arremeter –una vez más- contra los medios de comunicación.

Y aunque CNN también subrayó que el haber retirado la nota “no implica que los hechos publicados fueran necesariamente incorrectos”, Trump publicó en Twitter “Wow, CNN tuvo que retractarse de una gran historia sobre Rusia, con tres empleados obligados a dimitir. ¿Qué pasa con todas las historias falsas que hacen? ¡NOTICIAS FALSAS!”.

Para luego agregar : “Así que cacharon a Fake News CNN en flagrancia, ¿Pero qué hay de NBC, CBS & ABC? ¿Qué hay del fracasado New York Times & Washington Post? ¡Todos son Fake News!

El hartazgo y reclamo de Brian Karem fue una legítima muestra de dignidad, que deberíamos tomar como ejemplo en nuestro país, ante las constantes descalificaciones por parte de empleados de las áreas de comunicación social de varias dependencias a periodistas o medios críticos… simples servidores públicos (no dioses) que en su soberbia, hacen gala de su ignorancia de las leyes que reconocen las libertades de expresión y de prensa como un derecho fundamental; normas jurídicas que protegen el secreto profesional del periodista y que –en todo caso- les reconocen la facultad (no solo a ellos, sino a cualquier persona) de acudir ante los propios medios –o vía judicial- cuando consideren que una publicación fue inexacta o falsa, y su difusión les haya causado un agravio ya sea político, económico, en su honor, vida privada y/o imagen.

P.D. “Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”. (Uno de los 11 principios de la propaganda nazi creados por Joseph Goebbels)