Cuarteto árabe ofrece nuevo plan para solucionar crisis con Qatar

El cuarteto árabe ofreció un nuevo plan para solucionar la crisis diplomática con Qatar, al reducir sus 13 demandas para levantar el bloqueo por seis compromisos generales centrados en la lucha contra el extremismo y el terrorismo y en la no interferencia en los asuntos internos de otros países.

Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Egipto y Bahrein, que rompieron relaciones diplomáticas con Qatar tras acusarlo de respaldar a grupos terroristas, exhortaron al gobierno qatarí a comprometerse con los seis principios, los cuales podrían allanar el camino para una solución de la crisis.

Los principios reclaman a Qatar un compromiso para combatir el extremismo y el terrorismo en todas sus formas y evitar su financiación y cualquier intento de proporcionar refugio a grupos terroristas, según reportes de la cadena de televisión qatarí Al Yazira.

Así como suspender todo acto de provocación o discurso instigando al odio y a la violencia; abstenerse de interferir en los asuntos internos de los Estados y de proporcionar apoyo a entidades ilegales; responsabilidad de todos los Estados de la comunidad internacional para confrontar todas las formas de extremismo y terrorismo.

El punto más destacado exhorta a Qatar a cumplir de manera íntegra con el “Acuerdo de Riad” de 2013 y el tratado adicional y sus mecanismos de ejecución firmados en 2014 en el marco del Consejo de Cooperación del Golfo.

Además, el cuarteto pide a Qatar “total adhesión” a las conclusiones de la cumbre árabe islámica y estadunidense que se celebró en Riad en mayo pasado, en la cual el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, exigió a todos los países participantes una lucha decidida contra el terrorismo.

El nuevo pliego de condiciones fue acordado por los cancilleres del cuarteto en una reunión celebrada el pasado 5 de julio en El Cairo, tras el rechazo de Qatar a las 13 demandas exigidas para levantar mes y medio de bloqueo.

Entre esas 13 exigencias figuraba el cierra de la televisión Al Yazira, la clausura de una base militar turca en Doha, la retirada del apoyo a los Hermanos Musulmanes y el enfriamiento de los lazos con Irán, país con el que Qatar comparte un yacimiento de gas.

La crisis se inició el 5 de junio pasado, tras la ruptura de relaciones diplomáticas y la imposición de un embargo de los cuatro países árabes contra Qatar, acusado de apoyar el terrorismo, mantener vínculos estrechos con Irán y promover revueltas contra las monarquías árabes a través de su cadena de televisión Al Yazira.