Contiene Buró de Crédito más de 320 millones de registros en México

0
66

El Buró de Crédito reportó que la base de datos contiene más de 320 millones de registros crediticios y se fomenta que más empresarios se apoyen en ellos para hacer crecer sus negocios y no otorgar financiamiento de alto riesgo.

El vocero nacional de la institución, Wolfgang Erhardt, comentó que hay muchas empresas de todo tipo que ofrecen y dan créditos sin revisar historiales, “lo cual es un suicidio”.

En entrevista, luego de sostener encuentros con empresarios de cámaras organizadas en la entidad, dijo que al revisarse la base de datos se puede calcular la capacidad de pago de un solicitante para no prestarle de más, sobre endeudarlo y convertirse en un problema.

Añadió que desde el momento en que una persona recibe un crédito de una empresa que tiene su base de datos en el Buró, queda registrada y allí se plasma su comportamiento crediticio, sea bueno, malo o regular.

Alertó que todas las páginas de Internet que prometen a una persona sacarla del Buró o modificar temporalmente su historial crediticio, son fraudulentas.

Incluso, se corre el riesgo de robo de identidad pues, piden credenciales de identidad como la de elector y pueden sacar créditos bajo ese nombre.

En este sentido, indicó que a través de la Policía Cibernética y de los proveedores de páginas de Internet es fácil cerrar esos portales fraudulentos, pero en igual medida es sencillo crear otras más.

Mencionó que el año pasado, fueron cerradas “miles” de páginas, pero de nuevo crean otras “y es un cuento de no acabar”.

Añadió que no siempre la negativa de un crédito es por causa de una consulta al Buró de Créditos, pues las empresas cuentan con otras herramientas que toman en cuenta como la edad, estabilidad laboral o monto salarial.

Expuso que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), al ser una empresa productiva del Estado, tiene por obligación reportar una base de datos a un buró crediticio, que en este caso es el Buró de Crédito.

Señaló que la CFE presta un servicio financiado, pues se consume la energía y se paga más adelante.