Arabia Saudita abre frontera con Qatar para peregrinaje a La Meca

Arabia Saudita accedió hoy a abrir su frontera terrestre con Qatar para permitir el paso de miles de fieles musulmanes qatarís que participarán este año en el peregrinaje a la ciudad santa de La Meca, pese al bloqueo que mantiene contra Doha por su supuesto apoyo al terrorismo.

En una declaración, difundida este jueves a través de la Agencia de Prensa Saudita (SPA), el reino informó que todos los qataríes que deseen participar en el peregrinaje anual Hajj a la ciudad de La Meca, podrán pasar por el cruce fronterizo Salwa.

“Arabia Saudita abrirá su frontera terrestre con Qatar para permitir a los peregrinos a pasar para realizar la peregrinación anual Hajj, aun sin contar con los permisos electrónicos necesarios”, indicó la agencia oficial de noticias sudita.

De acuerdo con la declaración, el rey Salman Abdulaziz Al Saud de Arabia Suadita ha invitado a los peregrinos qataríes a realizar el Hajj por tierra y ordenó enviar jets privados sauditas al aeropuerto de Doha para traer a los peregrinos que planearon la peregrinación antes del bloqueo aéreo a Doha.

El cruce fronterizo de Salwa fue cerrado después de Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Egipto cortaron sus relaciones diplomáticas y comerciale con Qatar en 5 de junio pasado, acusándolo de apoyar el “terrorismo”.

Aunado a esto, los cuatro aliados árabes impusieron un bloqueo por tierra, mar y aire a Qatar, generando un desabasto de productos básicos y la suspensión de muchas inversiones privadas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Qatar, jeque Mohammed bin Abdulrahman Al Thani, celebró la decisión árabe, aunque insistió en que el Hajj no debe ser politizado y en que Arabia Saudita y su aliados deben poner fin por completo al bloqueo político y económico contra su país.

“El gobierno de Qatar da la bienvenida a la decisión y responderá positivamente, independientemente de la forma en que la peregrinación fue politizada”, indicó el canciller qatarí en una conferencia de prensa en Estocolmo, donde realiza una visita de trabajo.

El mes pasado, Arabia Saudita advirtió que los qataríes que quisieran realizar el Hajj este año podrían entrar en el Reino, siempre y cuando lo hicieran por avión, utilizando sólo líneas aéreas sauditas, lo que causó preocupación entre los fieles que carecen de recursos para hacer por aire la peregrinación.

Las autoridades qataríes acusaron a Arabia Saudita de politizar el Hajj, uno de los cinco pilares del Islam, y de poner en peligro la peregrinación a La Meca, al negarse a garantizar la seguridad de los peregrinos.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de Qatar también dio la bienvenida a la decisión de Arabia Saudita de reabrir la frontera terreste para permitir el paso de los peregrinos qataríes y extranjeros residentes en Qatar.

El grupo defensor de los derechos había exigido el sábado a Arabia Saudita levantar todas las restricciones de tierra y airea Qatar, a fin de permitir a los peregrinos cumplir con el Hajj, que es uno de los cinco pilares del Islam, que todo musulmán debe hacer al menos una vez en su vida, si sus condiciones económicas y de salud se lo permiten.

Durante el peregrinaje, reunión espiritual más importante para los practicantes del Islam, los fieles busca el perdón y las bendiciones de Alá (Dios), pregonan la igualdad, sin hacer diferencia entre ricos y pobres, ni entre la raza blanca o negra, ni entre el débil o fuerte y el oriental u occidental.