Me dueles septiembre…

0
137

Me dueles México… me dueles Patria… me dueles septiembre ¿Por qué en septiembre? ¿Para que el simbolismo del ‘mes patrio’ adquiera una dimensión diferente? En unos días celebraremos el aniversario del inicio de la guerra de Independencia de nuestro país, y lo haremos en medio del dolor que este terremoto nos deja por los muertos, por los daños… y porque nos recuerda nuestra fragilidad ante la naturaleza; nuestra pequeñez en medio del universo.

Y me dueles septiembre, porque precisamente en este mes los mexicanos no solo hemos sido sacudidos por un movimiento surgido desde las entrañas de la tierra... hemos sido zarandeados por la élite política, que sin importar las consecuencias para el país, es capaz de secuestrar las instituciones; paralizarlas en unarebatinga política en donde de lo que se trata es de demostrar quién tiene más poder… El Congreso de la Unión fue simplemente apaleado por ‘ondas sísmicas’producidas por toda clase de intereses partidistas.

Y me dueles septiembre, por los poco más de 622 mil ‘dreamers’ mexicanos cuyas ilusiones fueron pateadas por un tirano loco millonario que disfruta al provocar temblores de gran magnitud, y que hoy –parafraseando a Alberto Cortés- coloca a estos jóvenes en un punto en donde tristemente ‘no son de aquí, ni son de allá’…

Y me dueles septiembre, porque no sé qué clase de movimientos telúricos provocará la decisión del secretario que llegó a Relaciones Exteriores a ‘aprender’, de declarar persona ‘non grata’ y expulsar al embajador de un país cuyo gobernante gusta de jugar con explosiones nucleares y misiles capaces de provocar –literalmente- sismos de gran magnitud. Y me dueles septiembre, porque fue precisamente este mes –hace tres añoscuando 43 jóvenes normalistas fueron víctimas de desaparición forzada, colocando a México en el epicentro de las violaciones de derechos humanos.

Y me dueles septiembre porque en este mes arrancó un proceso electoral que seguramente provocará fuertes ondas sísmicas a lo largo y ancho del territorio nacional; y al que el INE destinará más de 25 mil millones de pesos… y es que han justificado: “México vivirá la elección más grande de su historia”; al cabo que –según cifras de Coneval- la pobreza en el país ha disminuido.

Y me dueles septiembre porque no puedo quitar de mi mente la imagen de ese hombre mayor que rescató la bandera nacional de entre los escombros del palacio municipal en Juchitán, Oaxaca, para izarla sobre las ruinas que dejó el terremoto de 8.2 grados en la Escala de Richter. ¿Qué estaría pensando en ese momento? ¿Qué lo impulsó a hacer eso?

Por todo esto y más, me dueles septiembre… y, sin embargo, quiero gritar con un tequila en la mano ¡Viva México cabrones! P.D.

“México es un país de fatalidades dinámicas… Un país con demasiadas insatisfacciones sepultadas en el tiempo, largos siglos de pobreza, de injusticia, de sueños soterrados”. Carlos Fuentes