Irregularidades abren interrogantes sobre tragedia del colegio Enrique Rébsamen

0
121

Tras la muerte de 19 niños y 7 adultos como consecuencia del colapso del colegio Enrique Rébsamen, como consecuencia del sismo de magnitud 7.1 del pasado 19 de septiembre, han surgido señalamientos de supuestos permisos falsos y otras irregularidades que habrían marcado el funcionamiento de dicho complejo como una institución educativa.

De acuerdo con una solicitud de información pública difundida por Noticieros Televisa, la escuela había sido clausurada por operar en una zona de uso de suelo habitacional; posteriormente, habría falsificado un permiso para reabrir y la directora Mónica García habría tenido su casa en el último piso del inmueble.

Ante estos señalamientos, la delegada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, dio a conocer que se realizará un peritaje; sin embargo, admitió que la administración local no tiene facultades para decidir sobre el uso de suelo. “Pedí que no se removieran los escombros hasta que el Colegio de Ingenieros pueda revisarlo”, declaró.

La jefe delegacional también aseguró que los vecinos presentaron una serie de inconformidades acerca del funcionamiento de dicho colegio, que ofrecía educación preescolar, primaria y secundaria, desde 2010 y -de nueva cuenta- en 2014.

Según los relatos de alumnos sobrevivientes y padres de familia, el departamento donde residía la directora del colegio Enrique Rébsamen se encontraba en el último nivel del inmueble, justo encima de las oficinas de la Dirección y de uno los portones del edificio, varias versiones apuntan a que los estudiantes tenían prohibido salir por ahí en caso de temblor.

Noticieros Televisa dio a conocer que el Instituto de Verificación Administrativa de la Ciudad de México determinó que el plantel operaba de manera irregular, luego los dueños presentaron un certificado de derechos adquiridos, el cual resultó ser falso en opinión de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la capital mexicana; dependencia que presentó una denuncia por falsificación de documentos, según reportó el sitio informativo Animal Político.

Por su parte, la cadena televisiva hispana Univisión detalló que varios procesos judiciales contra los propietarios de este colegio datan de 2014 y 2015.

El diario Reforma reportó que el colegio Enrique Rébsamen fue inaugurado durante la década de 1980 y se construyó en varias etapas; el último edificio que se levantó fue precisamente el que se vino abajo. Aunque las obras fueron suspendidas, los dueños ignoraron los sellos de clausura y continuaron con los trabajos durante los fines de semana.

Mientras tanto, el secretario de Educación Pública del Gobierno de la República, Aurelio Nuño Mayer, anunció el inicio de una investigación para dilucidar las causas del colapso; no obstante, responsabilizó a las autoridades locales de la Ciudad de México por la revisión en los inmuebles educativos de la capital del país.