Detecta ASF subejercicio en la capital por más de 30 mdp en fondo para atender pobreza extrema

El municipio de Querétaro debe demostrar la aplicación de los recursos no ejercidos al 30 de abril de 2017 (más los intereses), o, reintegrar el dinero a la Tesorería de la Federación

0
235

Un subejercicio de 30 millones 844 mil 800 pesos detectó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) al auditar los recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FISMDF) 2016, otorgados al municipio de Querétaro; lo que retrasó los beneficios para la población y generó opacidad en proceso de fiscalización.

De acuerdo con el informe de la ASF, la capital queretana el año pasado recibió  de este fondo, un total de 77 millones 956 mil 300 pesos, los cuales generaron un millón 662 mil 700 pesos de intereses. De estos recursos, el municipio ejerció un total de 39 millones 151 mil 800 pesos (al 31 de diciembre de 2016), lo que representó el 50.2% del dinero obtenido. Al 31 de enero de 2017 –la fecha de corte de la auditoría- el porcentaje incrementó a 50.6% (39 millones 432 mil 700 pesos).

Así, la cantidad de recursos federales provenientes del FISMDF 2016 no ejercidos por la actual administración municipal fue de 40 millones 186 mil 300 pesos (incluyendo los intereses); de los cuales el municipio –en el transcurso de la auditoría- solo pudo comprobar haber ejercido 9 millones 341 mil 500 pesos al 30 de abril de 2017.

Por otro lado, el municipio destinó 14 millones 876 mil 900 pesos de este fondo al pago de aportaciones municipales (derivadas de tres convenios por 11 millones 626 mil 500 pesos; 2 millones 836 mil 100 pesos  y 414 mil 300 pesos) con la Comisión Federal de Electricidad (CFE); pero, “no contó con la documentación que acreditó la realización de los proyectos y que los mismos se destinaron al cumplimiento de los fines de fondo”, detectó la auditoría.

Además, el municipio incumplió con diversas leyes: ‘Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2016’,  ‘Ley General de Contabilidad Gubernamental’ y ‘Ley de Coordinación Fiscal’; lo que generó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un importe de 33 millones 681 mil pesos.

Otro de los señalamientos de la ASF  es que el municipio de Querétaro “no dispone de un adecuado sistema de control interno que le permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del fondo, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en las irregularidades determinadas en la auditoría”.

El municipio no acató también obligaciones de transparencia sobre la gestión del fondo, “ya que aunque proporcionó a la SHCP los informes previstos por la normativa sobre el ejercicio y destino de los recursos, éstos no tuvieron la congruencia requerida”, puntualizó; y -por otro lado- determinó que las metas establecidas para los indicadores oficiales de desempeño del fondo se cumplieron parcialmente.

Como resultado de la revisión, la Auditoría determinó 6 observaciones, de las cuales –detalla el Informe- tres fueron solventadas antes de la integración de este informe; y tres generaron dos recomendaciones y dos pliegos de observaciones (que son señalamientos de carácter económico en los que se presume un daño o perjuicio, o ambos, así como una presunta responsabilidad por parte de servidores públicos).

En conclusión, determinó la Auditoría Superior de la Federación. “el municipio de Querétaro, Querétaro, no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del fondo, de acuerdo con la normativa que regula su ejercicio, y no se cumplieron sus objetivos y metas”.