Cédula profesional

0
753

De acuerdo al Observatorio Laboral del Gobierno Federal, en nuestro Estado se encuentran ocupados cerca de 150 mil profesionistas quienes, seguramente, como lo establece la Ley de Profesiones, deben de contar con título y cédula profesional para poder ejercer. Aunado a esos dos requisitos, deberían estar afiliados a un Colegio o Asociación de profesionistas; sin embargo, se dice que solo el tres por ciento de ellos lo están.
Si hablamos de instituciones de educación superior, la cifra pudiera alcanzar las 50 o más, quienes anualmente estarán egresando a casi 7 mil nuevos profesionistas (datos que me fueron referidos por un académico). Debo suponer que muchos de ellos regresarán a sus entidades de origen y otros tantos que estudiaron en universidades foráneas vendrán a buscar oportunidades laborales en Querétaro.
El asunto es que el ejercer una carrera profesional, luego de haberse formado en la academia cinco años o más, se debe tramitar ante la Dirección General de Profesiones (Federal), ubicada en la Ciudad de México, una credencial que dé autorización legal para ejercer tal o cual profesión. Sin ella, se estaría cometiendo un delito federal y se corre el riesgo de una sanción penal. Pero actualmente, luego del adelgazamiento de personal que trabaja en dependencias federales, la Dirección General de Profesiones trabaja con la mitad de personal que laboraba el año pasado, lo que quiere decir que, un trámite de Cédula Profesional que normalmente duraba 15 días, ahora está tardando hasta ocho meses. Parece correr la misma suerte si el trámite se hace directamente en la oficina federal a que si se hace vía dependencia estatal afín.
Es de suponer que dicha problemática debiera llevar a nuestros legisladores a elaborar una iniciativa de ley para que Querétaro cuente con una expedición de Cédula Profesional Estatal, tal como sucede en otras entidades como Guanajuato y Jalisco, por señalar algunas. De esta forma, el documento federal dejaría de tener vigencia, se contaría con un censo actualizado de profesionistas y se fortalecería la afiliación gremial. Hasta donde sé, nuestro actual presidente Municipal se comprometió a generar una iniciativa de ley sobre la Colegiación y Certificación Profesional Obligatoria, cuando fungía como Diputado Federal. Y actualmente, nuestro Gobernador retoma dicha inquietud ante la Federación de Profesionistas del Estado.
Estamos ante otra oportunidad para fortalecer el gremio de todas las profesiones en el estado y enfrentar las irregularidades de profesionistas con nula ética y a los seudoprofesionistas y charlatanes que persiguen fines lucrativos y que solo dañan a los usuarios.
Espero que las voces de los gremios y la población en general, exprese ésta necesidad ante las autoridades y legisladores. Mientras tanto, cientos de profesionistas de reciente egreso, deberán esperar unos meses más para obtener su Cédula Profesional Federal.