Permiten a hotel en Antea mayor altura a la originalmente autorizada 

La altura aprobada por el actual ayuntamiento de Querétaro excede en 18.70 metros, lo que marca el Plan Parcial de Desarrollo Urbano de la Delegación Municipal Félix Osores Sotomayor

0
359

El actual ayuntamiento de Querétaro, encabezado por Marcos Aguilar Vega, autorizó la modificación de la normativa de zonificación que permitió al hotel situado en la Avenida Antea N° 1050, (frente al centro comercial del mismo nombre y perpendicular a la Avenida Camelinas, en donde tras la lluvia del 26 de septiembre se generaron dos socavones; en uno de los cuales un taxista perdió la vida), incrementar la altura de la construcción de 21 a 39.70 metros, a partir del nivel de banqueta; así como el Coeficiente de Utilización de Suelo (CUS), que se refiere a la superficie máxima de construcción que se permite en un predio, de 3.6 a 5.29.

“El proyecto del hotel forma parte del conjunto de desarrollos comerciales y de servicios de alta intensidad, previstos a ejecutar por los promotores y propietarios de parcelas que conforman el esquema de desarrollo de la zona de El Salitre, el cual fue conformado por parcelas de los ejidos de Jurica y El Salitre”, señala el Acuerdo del ayuntamiento –aprobado en Sesión de Cabildo, el 8 de diciembre de 2015-, que permitió las modificaciones a lo autorizado inicialmente.

Fue a través de un escrito dirigido a la Secretaría del Ayuntamiento y fechado  el 3 de noviembre del 2015, que Rubén Pozas Gutiérrez -apoderado Legal de “Deutsche Bank México”, Sociedad Anónima, de Banca Múltiple, División Fiduciaria- como Fiduciario del Fideicomiso “F/1596”, solicitó la modificación.

Y es que de acuerdo con el Plan Parcial de Desarrollo Urbano de la Delegación Municipal Félix Osores Sotomayor, donde se ubica el hotel, para los predios con uso de suelo Comercial y Servicios, se considera un Coeficiente de Utilización de Suelo de 3.6, y una altura máxima de construcción de 21.00 metros o 6 niveles; no obstante lo anterior –dice este Acuerdo del Ayuntamiento, que fue publicado en la Sombra de Arteaga del 22 de enero del 2017 – “el promotor pretende desarrollar un proyecto de 10 niveles y dos sótanos, para una altura de 39.70 metros a partir del nivel de banqueta, con el objeto de generar una mayor posibilidad de utilización del suelo y eficientar sus servicios…”

De hecho, los antecedentes del Acuerdo, revelan que en la administración municipal anterior, “la Dirección de Desarrollo Urbano del Municipio de Querétaro, emitió el Dictamen de Uso de Suelo DUS201500437 de fecha 9 de febrero de 2015 (precisamente el día que Roberto Loyola Vera dejó el cargo de presidente municipal para contender por la gubernatura), en el que dictaminó factible el uso de suelo para ubicar en el predio, un hotel con restaurante, con venta y consumo de bebidas alcohólicas (lobby, cocina, baños, áreas de servicios, oficinas, salones de eventos, librería)”.

Pero, con la advertencia de que:  “Mediante licencia LCO201505820, la Dirección de Desarrollo Urbano dictamina como improcedente la licencia de construcción para la edificación del hotel y servicios al interior del predio, toda vez que el proyecto presentado, excede el coeficiente de uso de suelo y altura máxima permitida por la normatividad por zonificación que forma parte del Plan Parcial de Desarrollo Urbano de la Delegación Municipal Félix Osores Sotomayor”.

La justificación del actual ayuntamiento de Querétaro para aprobar la modificación de la normativa de zonificación, fue que el plan municipal de desarrollo 2015-2018, contempla dentro de sus líneas de acción, la generación de una ciudad compacta, mediante la “expansión interna y vertical”, con el uso y aprovechamiento de vacíos urbanos para evitar que la mancha urbana siga expandiéndose; es decir, se trata de impulsar el aprovechamiento y ocupación de lotes baldíos, lo que “es congruente con el proyecto en estudio”.

El hotel que se ubica en una superficie de 2 mil 350.89 m2  fue inaugurado el 1 de diciembre de 2016.