¿Por qué se hacen guajes?

0
101

La verdad es que no deja de sorprenderme la manera en la que muchos gobernantes responden a los cuestionamientos de la prensa.
Por citar solo un ejemplo, me referiré a las reacciones que tienen ante las auditorías a sus cuentas públicas y los respectivos informes que la Entidad Superior de Fiscalización del Estado de Querétaro (ESFE) envía al Congreso del Estado.
Informes a los que –afortunadamente- hoy podemos acceder como sociedad (aunque hasta ahora con algunos retrasos) para conocer la evaluación que hace la ESFE del manejo de los recursos públicos por parte de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial; de los 18 municipios; de los organismos autónomos (Comisión de Transparencia y Acceso a la Información Pública, Defensoría de los Derechos Humanos, Instituto Electoral y Tribunal de Justicia Administrativa… hasta hace poco Contencioso Administrativo) y de las entidades como la Comisión Estatal de Aguas, la Comisión Estatal de Infraestructura, el Instituto Queretano del Transporte, el SEDIF, el Tribunal Electoral, la UAQ y la UNAQ.
Quizá sea de nuevo el ‘cerebro del reptil´ -ese al que me referí la semana pasada en esta columna y que lleva a los políticos a la defensa de su territorio-, el que de inmediato hace que de su boca broten respuestas como: “Ni la Legislatura local ni la ESFE nos han notificado las observaciones que arrojó la auditoría”… un buen pretexto para no responder durante una entrevista al por qué hubo simulaciones en adjudicaciones, irregularidades en presupuestos, deficiencias en obras, etc.
Ante la pregunta, y con una grabadora enfrente, actúan como si esta hubiera sido formulada en hebreo o mandarín; fingen desconocer el tema y hacen como si fuera la primera vez que escuchan el asunto ¿Por qué? ¿Para ganar tiempo? ¿Para engañar a la sociedad? ¿Para darle el avión al reportero? ¿Para distraer la atención?
Y es que simplemente no pueden hacerse ‘guajes’, saben perfectamente qué es lo que el periodista está preguntando (por muy mal planteada que haya sido la pregunta), porque conocen el proceso de fiscalización superior… para eso tienen especialistas en la materia.
Saben el procedimiento, la auditoría no fue hecha a sus espaldas y en lo ‘oscurito’; existe un marco legal que debe seguirse en la fiscalización. Hay documentos que prueban las fechas del inicio de esta, y de cuándo les fueron comunicadas -por escrito- las irregularidades detectadas, para que fueran aclaradas, atendidas o solventadas.
De hecho, los informes que la ESFE entrega al Congreso señalan: “se promovieron ante la entidad fiscalizada durante el proceso de fiscalización superior, diversas solicitudes de información y aclaración; así como, la debida notificación del correspondiente Pliego de Observaciones para su contestación”.
Y también advierte que una vez que la Entidad fiscalizada dio cumplimiento -en tiempo y forma- el Pliego de Observaciones que le fue “debidamente notificado” la ESFE analizó la documentación proporcionada en respuesta “con el fin de determinar la procedencia de solventación, o en su caso, la confirmación de la observación y su consecuente inclusión en el presente Informe de Resultados”… es decir que el informe que reciben los diputados incluye aquellas observaciones que no fueron debidamente aclaradas ¿por qué entonces fingir demencia ante la opinión pública?
P.D. Y me dije a mi mismo; mí mismo, hazte el loco, finge demencia, péinate y fluye… Amin Noueihed