Embajadora de lujo

0
53

Durante la competencia la golfista estuvo conviviendo y participando con algunos bastoneros.

Con la presencia de la exgolfista número uno del mundo, Lorena Ochoa, se llevó acabó la octava Copa Ale que busca concientizar sobre la donación de órganos, además de recaudar fondos para ayudar a las personas de escasos recursos que necesitan un trasplante.

En la competencia participaron 160 bastoneros en formato a gogo coronándose Lucy Behnsen, Meche Burr y Ale Pastrana con 64 golpes.

La idea era que año con año se unieran más jugadores y patrocinadores para que la ayuda sea mayor y sean más las personas que puedan salir beneficiadas. El evento esta creciendo, me encanta venir y ayudar, es una gran responsabilidad el tratar de hacer la diferencia”, señaló Lorena Ochoa.

La mexicana fue inducida este año al Salón de la Fama, luego de una carrera de éxitos y ahora forma parte de los 156 integrantes, de los cuales 38 son mujeres.

El 2017 ha sido muy completo, la noticia del Salón de la Fama fue algo que me cambió el año, desde que me avisaron lo he disfrutado mucho”, señaló.

Sobre lo que le ha tocado vivir y los momentos que la han dejado marcada en la Copa Ale explicó que el participar y mostrar la diferencia, además invitó a que las personas se unan en la donación de órganos.

La donación de órganos es algo que todos tenemos que aprender y en lo que todos tenemos que involucrarnos, que se nos quite el miedo y hay que compartir, porque tener la oportunidad de salvar vidas es algo increíble”, finalizó.

Con lo recaudado se espera apoyar a pacientes que están en tratamiento de hemodiálisis, esperando ser trasplantados de riñón.

Lorena Ochoa apoya proyecto del nuevo presidente de Federación Mexicana de Golf