Entre chismes y campanas 21 de diciembre

0
251

Si bien la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Querétaro informó ayer en un comunicado que “como resultado de una efectiva intervención policial, dos personas fueron trasladadas a la Fiscalía General del Estado tras intentar cometer un hecho ilícito, en un negocio ubicado sobre avenida Zaragoza”, lo cierto es que los boletines de la SSPM de Querétaro que dan cuenta sobre robos a comercio cada vez son más frecuentes…

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a octubre de este 2017, se registraron en el estado un total de 2 mil 101 robos a comercio sin violencia (241 en el mes de octubre) y 621 con violencia en el mismo periodo (52 en octubre).

Hay que recordar que esta incidencia delictiva refleja, según el propio SESNSP “la ocurrencia de presuntos delitos registrados en averiguaciones previas o carpetas de investigación iniciadas, reportadas por las Procuradurías Generales de Justicia y Fiscalías Generales de las 32 entidades federativas, instancias responsables de la veracidad y actualización de los datos”.

Que estancias infantiles no han recibido recursos desde noviembre; son cerca de 4.3 millones de pesos lo que adeuda la Sedesol en Querétaro a 154 estancias infantiles y que debió haber sido depositado antes del 15 de enero, informó Tita Gómez, responsable de la estancia Kipatla, en Jalpan de Serra. En dichas estancias se atiende a 5 mil niños, con un subsidio de 900 pesos por infante. Una de sus principales molestias es que no han sido atendidos por el delegado de Sedesol y en estos días sus oficinas no estarán en funcionamiento. Pero por la noche Sedesol informó que se ha liberado el recurso correspondiente al mes de noviembre para ser pagado a más tardar el viernes 22 de diciembre de 2017.

El Vocero de la Diócesis de Querétaro, Martín Lara Becerril, declaró a reporteros que la familia pequeña ‘no vive mejor’o ‘no es signo de felicidad’: “El slogan de que la familia pequeña vive mejor fue un slogan comercial bastante bueno; hoy día vemos que este slogan mostró lo que tenía que mostrar y que, ciertamente, la familia pequeña no vive mejor. A lo mejor vive con un poquito de más bienes materiales, pero la familia pequeña no es signo de felicidad. El tener un hijo solo o dos hijos, no es signo de felicidad y la sociedad y la experiencia misma, nos ha mostrado que no es así”.

Asimismo, Lara Becerril puntualizó que desde el punto de vista de la teología cristiana, el cuerpo del hombre no puede ser mutilado, por lo que se considera una falta grave -para la Iglesia- el que se participe en procedimientos para terminar con la fecundidad. “Hay una esterilidad fisiológica que está fuera de nuestras manos y puede ser también genética, pero hay otra que es provocada por la mano del hombre. Cuando la mano del hombre interviene es privar de la fecundidad y eso si se considera falta grave porque no tiene esta autoridad”.