Supera la cuesta de enero

0
481

Aconsejan liquidar lo más pronto posible los créditos que se tengan pues esto ayuda a tener disponible una cantidad de dinero.

Para enfrentar “la cuesta de enero”, José Sadot Rodríguez Jácome, profesor de la Universidad del Valle de México (UVM) Campus Veracruz, dio cinco “tips” que ayudarán a salir bien librado de este periodo.

Uno, conocer los ingresos que se tendrán durante enero y señaló que algunas empresas tomaron la decisión de dar una parte del aguinaldo en diciembre y el resto en este mes.

Si es así, tenemos que tomar esto como un ingreso extra que nos va a servir en enero para pagar determinados gastos que son propios de este mes, como el predial, o bien, para amortizar una parte de los créditos contraídos en el año anterior”, indicó en un comunicado de la UVM.

Dos, recortar deudas, que al conocer los ingresos mensuales se fija el nivel de endeudamiento, lo ideal es no aumentarlo aun cuando todavía se calcule que es posible pagar un nuevo crédito.

Comentó que si se decide liquidar el crédito lo más pronto posible genera que se pueda tener una cantidad de dinero disponible y poder hacer frente al siguiente crédito con saldo menor para poderlo liquidar.

Rodríguez Jácome expuso que el tercer consejo es planear los egresos, mediante la jerarquización de los compromisos más urgentes y que pudieran generar más recargos o sanciones de no cubrirlos en su totalidad.

La cuarta sugerencia es generar patrimonio, es decir que una parte importante de recortar deudas y planear los egresos siguientes, es invertir una parte del dinero en diversos instrumentos de inversión.

Algunos, subrayó, no requieren grandes cantidades de dinero y, aunque el rendimiento, de inicio, no parecerá mucho, se verá que conforme se invierta un poco más se podrá acceder a instrumentos de inversión con más rendimiento.

Por último, recomendó comprar de contado, lo cual servirá para las siguientes cuestas de enero, ya que, “al generar un fondo de ahorro, podrás disfrutar de tu siguiente temporada decembrina con mayor desahogo”.

Pocos mexicanos tienen una inversión bursátil