Michael Wolff agradece a Trump impulso a ventas de su libro

0
215

Wolff, autor de un libro que ha generado gran escándalo político al revelar entretelones de la Casa Blanca, agradeció al presidente Trump por impulsar las ventas.

“¿A quién envío la caja de bombones?”, preguntó sarcásticamente Wolff en declaraciones al programa “Today Show” de la NBC.

Su libro “Fire and Fury: Inside the Trump White House” (Fuego y furia: la Casa Blanca de Trump por dentro), que retrata a Trump como un hombre infantil e indisciplinado que no quería ganar las elecciones, ha provocado la furia del presidente y su entorno contra su ex colaborador Steve Bannon, quien hizo extensas declaraciones al autor en las que habló despectivamente sobre Trump y su familia.

Trump dijo que el libro estaba repleto de “mentiras, tergiversaciones y fuentes inexistentes”. También halló un nuevo mote para Bannon: “Sloppy Steve”, o “Steve el Torpe”.

Wolff dijo que volvió a hablar con Trump después de su juramentación y que se sentía “cómodo” con lo escrito.

El abogado de Trump reclamó a la casa editorial que detenga la venta del libro o la publicación de adelantos. Pero el libro saltó rápidamente al tope de la lista de best sellers de Amazon, y la editorial decidió ponerlo a la venta el viernes, cuatro días antes de lo previsto.

La vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, criticó el viernes a Bannon, de quien dijo que “pasó mucho más tiempo con los reporteros que con el presidente”.

En cuanto a Bannon, sus esperanzas de generar un movimiento de “trumpismo sin Trump” han quedado en entredicho al perder un respaldo clave.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que Trump estaba furioso por las críticas de Bannon, expresadas en un libro nuevo según el cual el ex asesor puso en duda la competencia de Trump. Además, calificó de “traidora” y “antipatriota” una reunión en la Trump Tower en junio de 2016 en la que participaron Donald Trump hijo, colaboradores de la campaña y un abogado ruso.

“Perdió la cabeza tras ser despedido”, la ruptura de Trump con Steve Bannon