¡Arte y baile plasmado en el agua!

El nado sincronizado no son solo caras sonrientes en una piscina, eso va más allá, pues la técnica y la gimnasia son parte fundamental para que las atletas hagan una mejor rutina que les dé los mejores resultados

0
771

El nado sincronizado es una disciplina deportiva capaz de reunir el arte, baile, belleza, habilidad, coreografías y destreza dentro de una alberca, donde hoy en día es practicado al 100 por ciento por mujeres, aunque en sus inicios los hombres llegaron a realizarlo.

En sus primeros días, el nado sincronizado era ejecutado por hombres, pero con el paso de los años las mujeres fueron las protagonistas, ayudadas porque con su silueta, carisma y movimientos acordes a su físico tuvo mayor notoriedad hasta que fue meramente femenino como hoy en día.

A las participantes de este deporte se les denominó Sirenas Modernas, donde la australiana Annette Kellerman fue la principal encargada de dar a conocer esta disciplina al mundo con serie de presentaciones en diversos países.

Entre los años de 1933 y 1934, Katherine Curtis se encargó de realizar exhibiciones, una de ellas en Chicago, lugar en el que el presentador anunció el evento como nado sincronizado y desde ese entonces esta práctica lleva dicho nombre.

La popularidad del nado sincronizado subió y fue catalogado deporte de cine cuando en Esther Williams, nadadora amateur, protagonizó algunas escenas de esta disciplina en películas como ‘Belleza en Traje de Baño’ (1944), ‘La Sirena del Millón de Dólares’ (1952) y ‘La Favorita de Júpiter’ (1955).