Contrato para iluminación 3D mapping a proveedora inexperta en El Marqués

Fungió únicamente como intermediaria entre el municipio y el ejecutor real de gran parte de los trabajos contratados.

0
239

En el marco de los festejos del Centenario de la Constitución, el municipio de El Marqués -encabezado por Mario Calzada Mercado- adjudicó dos contratos vía invitación restringida a una persona física que no tenía la capacidad técnica para realizar los trabajos contratados y que en realidad fungió como intermediaria, pues recurrió a la subcontratación, lo que encareció el costo del servicio.

De acuerdo con el Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública de El Marqués, Qro., correspondiente al ejercicio fiscal 2016 presentado por la Entidad Superior de Fiscalización (ESFE) al Congreso del Estado, la persona beneficiada con estos contratos fue Juana Orduña Aguilar y la empresa subcontratada –también en ambos casos- fue SFX Innovations SA de CV.

ILUMINACIÓN 3D MAPPING

Uno de estos contratos fue para la ‘Instalación de sistema de iluminación 3D Mapping’ en La Cañada, el cual se ejecutó con recursos del programa Desarrollo Municipal 2016.

De entrada, la ESFE consideró que el municipio de El Marqués asignó el contrato a Juana Orduña Aguilar de forma injustificada, porque su única actividad económica registrada ante la Secretaría de Hacienda es ‘Comercio al por mayor de otros materiales para la construcción excepto de madera’. Y, a la fecha de celebración de este contrato, el municipio de El Marqués no tenía antecedente alguno de que esta persona tuviera la experiencia requerida para la instalación de un sistema de esta naturaleza.

Adicionalmente, el contrato fue catalogado como ‘de obra pública a precios unitarios y tiempo determinado’  (PMM-DOP-DESMPAL-029-0-IR-2016), lo cual para la ESFE fue irregular porque “del catálogo de conceptos contratado, el 90.21% del monto total corresponde a la adquisición de equipo de cómputo, audio y proyección (bienes muebles) así como la contratación de servicios especializados en la producción de material audiovisual con características de mapeo 3d y 2d, para lo cual resulta inadecuado técnica y económicamente el ser tratados como obra pública”, aunque también reconoció que “No existe especialidad en el catálogo del Padrón de Contratistas del Municipio de El Marqués ni en el del Estado de Querétaro que sea idónea para la realización de material audiovisual”.

Si bien, de acuerdo con las Bases de Licitación, no podía subcontratarse partida alguna, lo cual “resulta prácticamente imposible de cumplirse cuando se trata de servicios tan especializados y poco comunes para los contratistas de obra pública”, la ESFE concluyó que al contratar estos trabajos como ‘obra pública’, la administración de El Marqués “aceptó pagar al contratista costos indirectos y utilidad sobre la adquisición de equipo y contratación de servicios, cuando pudo haberse evitado este incremento innecesario del 29% sobre el costo directo de tales elementos…”

Así, Juana Orduña Aguilar subcontrató a la empresa SFX Innovations SA de CV todo lo relacionado con el suministro, colocación y puesta en marcha de los elementos eléctricos, de cómputo, proyección, audio y electrónicos del “Sistema de Iluminación 3Dmapping”, incluida la producción del video con mapeo 2D y 3D, de alta definición y complejidad. En realidad, dicha empresa fue la que llevó a cabo el 90% del monto contratado por El Marqués.

FUENTES DANZANTES EN LA PLAZA SAN PEDRO

El municipio de El Marqués contrató a la misma persona, Juana Orduña Aguilar, para la “Construcción de fuentes danzantes en la plaza San Pedro”, en la localidad de La Cañada, ejecutada también con recursos del programa Desarrollo Municipal 2016; una obra cuyo presupuesto superó los 10 millones de pesos, que sería realizada en un sitio histórico y con especificaciones técnicas complejas.

Sobre este contrato, el PMM-DOP-DESMPAL-028-0- IR-2016, la auditoría arrojó también irregularidades, ya que Orduña Aguilar solo tenía 5 meses de haberse inscrito en el Padrón de Contratistas de esa demarcación, con la especialidad de ‘Suministro de materiales y acarreos’; y la especialidad en ‘imagen urbana’ requerida por la Dirección de Obras Públicas para la selección de contratistas fue incluida para esta persona 6 días antes de celebrarse la sesión del Comité de Selección, en la que resultó beneficiada… y un día antes de que la solicitud de convocar al Comité fuera entregada a la Contraloría Municipal, detalló la ESFE.

Pero, además, su única actividad económica registrada ante Hacienda era ‘Comercio al por mayor de otros materiales para la construcción excepto de madera’, y El Marqués solamente había tenido relación contractual con ella para la adquisición de materiales para la construcción.

Por otro lado, las Bases de Licitación establecían que no estaba autorizada la subcontratación de partidas de obra, y que sólo se permitiría el arrendamiento de la maquinaria, por lo que “la correcta y completa ejecución de la obra a contratar dependería totalmente de la experiencia y capacidad técnica del contratista que resultase beneficiado con el fallo”; sin embargo, estas Bases no exigían demostrar la experiencia y capacidad técnica, y la propuesta de Juana Orduña -consideró la ESFE- fue insuficiente para “demostrar que contaba con los conocimientos, personal técnico y experiencia en obras de similar alcance o complejidad”, ya que hubo conceptos con errores básicos. 

Así mismo, como Juana Orduña Aguilar no contaba con la experiencia ni con la capacidad técnica, recurrió también a subcontratar a la empresa SFX Innovations SA de CV el 73.42% del monto contratado; lo que –nuevamente- implicó el pago de cargos adicionales y utilidad a favor del contratista cuando, ella únicamente fungió como intermediaria entre esta y el ejecutor real de gran parte de los trabajos contratados.