Pretenden construcción irregular de dos edificios de 40 pisos en zona del Campanario

0
2316

Vecinos de la Unidad Condominal Hacienda El Campanario denuncian la construcción irregular de un conjunto habitacional y comercial denominado La Reserva que –aseguran- afecta, no solo la plusvalía de sus inmuebles, sino que viola la normatividad y generará un caos vial en vías de por sí conflictivas, ya se pretende construir – en un terreno de 40 mil metros cuadrados- dos torres de 40 pisos cada una. Además de que ya están instaladas las estructuras de dos edificios, uno de 9 pisos y otro de 7, en un área que se supone solo permite 6 pisos.

De acuerdo con un vecino del Campanario, quien pidió omitir su nombre, las obras comenzaron hace más de un año, y hace seis meses se empezaron a identificar irregularidades; por lo cual-en julio de año pasado- solicitaron conocer el proyecto a través de la Unidad de Información Gubernamental del Municipio de Querétaro, la cual les respondió que no tenían información de ese predio.

Posteriormente, se llevaron a cabo reuniones con autoridades municipales: tres con el Secretario de Movilidad, Mauricio Cobo Urquiza, y una con el de Desarrollo Sostenible, Daniel Rodríguez Parada. “Se nos atendió amablemente, pero dijeron desconocer cualquier desarrollo con este nombre”, explicó el vecino.

Incluso, en el último encuentro con Mauricio Cobo, este se disculpó porque tenía un asunto personal que atender y dejó a los vecinos con dos de sus asistentes, quienes les mostraron “el último plano que tenían, que no se refería nada a lo que estábamos viendo que se estaba desarrollando en la avenida El Campanario”, puntualizó.

Los inconformes subrayan que entienden que la zona está teniendo un desarrollo importante y no se oponen a ello; pero exigen que se respete la ley. Anticipan –además- una defensa legal “porque la autoridad está dejando al desarrollador hacer lo que quiera”.

Por su parte, Jaime Macouzet Palomar explicó que la construcción de dos torres de 40 pisos les afecta y preocupa, porque “Cuando usted compra un terreno en un lugar y tiene un vecindario, ya lo tiene establecido: sabe que van a colocar edificios de 6 pisos y no hay ningún problema; y de repente le dicen que no van a ser 6 pisos, ¡que van a ser 40 pisos! Quiere decir que la vista que yo tenía programada tener me la cambiaron totalmente”.

Pero, adicionalmente, subraya el gran problema que representan las vialidades de acceso que hay en la zona: “Son pésimas; tenemos actualmente una vialidad de subida y otra de bajada en El campanario y se puede uno estacionar ahí (…), y se deja una sola vialidad activa”.

Explica que Hacienda El Campanario tiene 10 mil movimientos de entrada y 10 mil movimientos de salida diarios, y “esto es nada más una zona. Lomas del Campanario tiene 500 viviendas; luego está Palmira con otras 500 viviendas, y luego han autorizado una serie de edificios en la zona impresionante (…). ¡Ya en la mañana es un tráfico! Además, es peligrosísimo; es la única vía que tenemos para salir hacia la ciudad. Si hay algún accidente, nos vamos a bloquear todos en una vialidad que está imposible”.

Adicionalmente, Macouzet Palomar  señaló: “No sabemos cómo está la situación del agua ¿De dónde van a sacar el agua para esta cantidad de gente? No está claro cómo la autoridad tiene planeado atacar estos problemas”.

 

EL CONTEXTO        

 El 1 de agosto el 2017, la Dirección de Desarrollo Urbano del municipio emitió un dictamen de uso de suelo para el predio ubicado en Avenida del Campanario, Fraccionamiento Hacienda El Campanario, en la Delegación Villa Cayetano Rubio, a solicitud de Grupo Nurban de México Terrenos, S.A. de C.V., para la construcción de una obra habitacional.

Dicho dictamen determinó como “factible” un desarrollo habitacional con 524 viviendas y locales comerciales y de servicios, con la obligación de respetar en el proyecto un coeficiente de ocupación de suelo (COS) de 0.6, y un coeficiente de utilización de suelo (CUS) de 3.5, con una altura máxima de 6 niveles o lo equivalente a 21 metros.

Sin embargo, de acuerdo con documentos que obran en poder de Códigoqro, el 17 de  noviembre de 2017, Miguel Zamora García, solicitó –por escrito y en su calidad de representante legal de la empresa M2SH Grupo Constructor e Inmobiliario, S.A. de C.V. y propietario del predio ubicado en Av. El Campanario N.109, Fraccionamiento Hacienda El Campanario (con clave catastral 140100134086002), delegación Municipal Villa Cayetano Rubio- al Secretario del Ayuntamiento, Rafael Fernández de Cevallos y Castañeda, autorizar la modificación de la normatividad para aumentar la densidad de toda la poligonal a 700 habitantes por hectárea, así como para incrementar la altura a 171 metros, en un total de 40 niveles para dos torres de departamentos “con una huella de 1,600 m2 cada uno sin restricciones de laterales y posteriores, además de 5 torres de 14 niveles con una altura máxima de 53 metros” y la modificación del CUS a 7.50.

Lo anterior, refleja lo que parece haberse convertido en una práctica habitual en el municipio de Querétaro: los desarrolladores obtienen un permiso apegado a los Planes Parciales de Desarrollo Urbano y posteriormente, solicitan al ayuntamiento la modificación de la normativa de zonificación.

 

¿VIALIDAD AL VAPOR?

Este jueves, el secretario del Ayuntamiento, Rafael Fernández de Cevallos, confirmó a los vecinos que hay un permiso otorgado para un edificio de 18 departamentos y otro con 56, que incluye áreas comerciales y departamentos; y aseguró que, si se construye una unidad más o se pone un ladrillo más, habrá sanciones que podrían llegar a la clausura de toda la obra. Esto, a pesar de que ya existe la excavación para la cimentación de la siguiente etapa.

Fernández de Cevallos aceptó que, en Sesión de Cabildo, el ayuntamiento autorizó el aumento de la altura de las torres (de 6 pisos a 7 y 9), y el incremento de 524 unidades habitacionales o de comercio a 611; y aseguró que las torres de 40 pisos no están autorizadas hasta que se resuelva el problema vial.

Pero, agregó que el alcalde está por informar de una inversión en la zona para resolver el problema vial, lo cual será realizado en ¡90 días máximo! y que será financiado por desarrolladores.