Presentan programa contra corrupción policial en la entidad

0
646

En la 1ª Sesión Ordinaria del Consejo Estatal de Seguridad que se llevó a cabo el pasado 11 de enero, fue presentado el Programa contra la Corrupción Policial. 

Dicho programa contempla la creación de un banco de ADN para más de 5 mil elementos de las corporaciones, el seguimiento de la evolución patrimonial de los elementos, reformas al Código Penal para incrementar sanciones por corrupción, establecer un código de conducta único, fomentar la cultura de la legalidad, implementar la plataforma DenunciaNet, la investigación especializada en corrupción, redes ciudadanas, estímulos al buen desempeño y control de las comunicaciones operativas. 

Según el acta de dicha sesión, publicada en el periódico oficial La Sombra de Arteaga el 19 de enero de 2018, el gobernador sometió a consideración del Pleno del Consejo -el cual fue aprobado por unanimidad- un acuerdo que señala que “para combatir la corrupción en los cuerpos facultados con el uso de la fuerza pública, se integrará un Comité Estatal para promover la prevención, investigación y sanción de la corrupción policial con todos los órganos de control de cada autoridad, coordinados por la Secretaría de la Contraloría del Poder Ejecutivo del Estado de Querétaro, quien deberá implementar los protocolos y procesos para ejecutar el programa de 10 acciones contra la corrupción”.  

Con el fin de conocer cifras sobre carpetas de investigación iniciadas por la Fiscalía Anticorrupción en la entidad en contra de policías por actos de corrupción, el número de sentencias condenatorias, entre otras cosas, se solicitó información a su titular Benjamín Vargas.  

Sin embargo, el funcionario no la proporcionó – a pesar de que el artículo 66, fr. XXIX de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Querétaro obliga, incluso, a que las estadísticas que generen los sujetos obligados “en cumplimiento de sus facultades, competencias o funciones” sean publicadas en su portal de internet- con el argumento de que son datos que formarán parte del informe que presentará ante la Legislatura del Estado. 

 EL CONTEXTO 

Para la organización Causa en Común, la corrupción policial es el abuso de las responsabilidades que tiene todo policía y consiste en el “ejercicio del poder a su alcance para obtener un beneficio económico, profesional, político, personal o de grupo, dejando a un lado el respeto a la ley”. Representa una de las causas principales de que la ciudadanía no confíe en sus instituciones. 

La corrupción -explica- puede ser a nivel operativo, si se da en el trabajo cotidiano del policía al estar en contacto con la ciudadanía. Las formas más comunes son: solicitud de dádivas, sobornos o “favores” para evitar multas o infracciones, extorsión para evitar detenciones o consignaciones, uso del cargo para evitar ser multado, detenciones ilegales, privación ilegal de la libertad, amenazas, abuso de la fuerza y abuso sexual. 

La corrupción administrativa, en cambio, se presenta en la “interrelación de los policías con su institución, y entre los niveles administrativos de la misma”. Las formas más reiteradas son: cobros por pase de lista, cobros por uso de las patrullas o para estar en determinada área, pago de gasolina, equipamiento y reparaciones a patrullas a cargo de los policías, compra de equipo a sobre precio, malversación de recursos públicos, nepotismo y tráfico de influencias. 

 

 CAUSAS DE LA CORRUPCIÓN 

 LA “MANZANA PODRIDA”.  

Este enfoque considera que hay elementos policiacos con desviaciones de origen en su conducta, los cuales deben ser sacados del grupo para que no contaminen a los demás. Especialistas (Newhman) consideran que los factores que contribuyen a la corrupción policial son: la avaricia; las motivaciones personales, por ejemplo, el ego o el deseo por el poder, la socialización de los pares y/o la organización, una mala selección de los elementos, una inadecuada supervisión y monitoreo del comportamiento, la falta de rendición de cuentas de las acciones de la policía y la carencia de disciplina o sanciones. 

 

LA CORRUPCIÓN INSTITUCIONAL.  

Otros especialistas como Newburn señalan factores estructurales del ambiente ligados a la organización como: una mala dirección, baja visibilidad pública de las acciones policiales, pacto de silencio, bajo estatus social por bajos salarios y el contacto habitual con delincuentes que intentarán sobornar o corromper a los agentes.