A pesar de oposición de vecinos, dan luz verde a fraccionador en zona del Campanario

Ahora, el desarrollador podrá construir dos edificios de 171 metros cada uno, 6 de 53, uno de 40 y otro de 35 metros

0
2104

El pasado viernes 9 de febrero -en su edición N.9 – el periódico oficial del estado, La Sombra de Arteaga, publicó un acuerdo aprobado en Sesión Ordinaria de Cabildo el 15 de diciembre del 2017 por el Ayuntamiento del Municipio Querétaro, encabezado por Marcos Aguilar Vega, que autorizó la modificación de la Normatividad por Zonificación del Plan Parcial de Desarrollo Urbano de la delegación Villa Cayetano Rubio solicitada el 17 de noviembre del año pasado por Miguel Zamora García, representante legal de la empresa M2SH Grupo Constructor e Inmobiliario, S.A. de C.V.

Con esta autorización, el desarrollador de la “La Reserva” podrá construir en Avenida El Campanario N° 109, Fraccionamiento Hacienda El Campanario, edificios con una mayor altura a lo que había autorizado originalmente la Dirección de Desarrollo Urbano del municipio (el 1 de agosto el 2017).

Así, de acuerdo con el dictamen emitido por la Secretaría de Desarrollo Sostenible, encabezada por Daniel Rodríguez Parada (quien había asegurado a los vecinos que no tenía información sobre el proyecto): “Una vez realizado el análisis técnico correspondiente, se considera Viable el incremento de densidad de población a 730 hab./ha., incremento de altura a 171.00 metros para dos edificaciones, incremento de altura a 53.00 metros para 6 edificaciones, incremento de altura a 40.00 metros para 1 edificio, incremento de altura a 35.00 metros para 1 edificio, modificación de Coeficiente de Utilización de Suelo (CUS) a 7.50 y eliminación de restricciones laterales y posteriores(…)”.

SOBRE ADVERTENCIA…

La Secretaría de Desarrollo Sostenible, sin embargo advierte en su análisis que, en la parte norte y una fracción de la parte poniente del predio, pasa una falla natural; y que la colindancia oriente (en sentido sur a norte) es atravesada por un escurrimiento pluvial, “situaciones que deben ser consideradas por el desarrollador, debiendo llevar a cabo los estudios técnicos necesarios y llevar a cabo las medidas correspondientes, a fin de que los proyectos que se pretendan llevar a cabo en el sitio, no se vean afectados por dichas situaciones”.

Pero, además, señala que el acceso a la zona en la que se ubica el predio, “se genera a través de una vialidad desarrollada en contraflujo en cuatro carriles, a través de la cual se accesa a diversos fraccionamientos de la zona, como Hacienda el Campanario, Altos el Marqués, Altos del Marqués Sección Villas Palmira, Mirador del Marqués, Lomas del Marqués etc.; mismos que se encuentran en una parte alta de la ciudad, cuyo único acceso y salida se da sobre la vialidad denominada Avenida Paseo de la Reforma, la cual desemboca en el distribuidor vial que conecta el Anillo Vial II Fray Junípero Serra y con el Boulevard Bernardo Quintana, por lo que se debe participar en las acciones viales que señale la Secretaría de Movilidad”.

Y subraya que, a pesar de que el Ayuntamiento consideró “viable” la modificación a la normatividad,  el desarrollador debe presentar el documento emitido por la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Gobierno del Estado, derivado de la manifestación de impacto ambiental correspondiente, y el emitido por la Comisión Estatal de Aguas (CEA) “en el que se garantice que se tiene capacidad para la dotación de tomas de aguas correspondientes al proyecto a desarrollar, así como el documento en el que se autoriza que de acuerdo al proyecto a desarrollar podrá llevar a cabo las descargas sanitarias, a la red operada por dichas entidades, las cuales no podrán ser a través de los lotes colindantes”.

También, le pide presentar el estudio de movilidad emitido y/o avalado por la Secretaría de Movilidad Municipal, “debiendo dar cumplimiento a las medidas de mitigación vial que esta le indique previo a la obtención de la licencia de construcción correspondiente”.

Asimismo, el fraccionador debe exhibir un estudio hidráulico y/o hidrológico avalado por la CONAGUA, la Comisión Estatal de Agua y/o la Comisión Estatal de Infraestructura, que garantice que el predio no será susceptible de inundación y que considere los escurrimientos pluviales que se ubican al interior del predio.

EL CONTEXTO

Coincidentemente, Códigoqro publicó el mismo viernes 9 de febrero que vecinos de la Unidad Condominal Hacienda El Campanario denunciaron la construcción irregular de un conjunto habitacional y comercial denominado La Reserva que –aseguran- afecta no solo la plusvalía de sus inmuebles, sino que viola la normatividad y generará un caos vial en vías, de por sí conflictivas, porque se pretende construir – en un terreno de 40 mil metros cuadrados- dos torres de 40 pisos cada una; además de que ya están instaladas las estructuras de dos edificios (uno de 9 pisos y otro de 7, en un área que se supone solo permite 6 pisos).

Los inconformes explicaron que el jueves 8 de febrero, el secretario del Ayuntamiento de Querétaro, Rafael Fernández de Cevallos, se reunió con ellos y les confirmó que había un permiso otorgado para un edificio de 18 departamentos y otro con 56 (que incluye áreas comerciales y departamentos); y les aseguró que, si se construía una unidad más o se ponía un ladrillo más, habría sanciones que podrían llegar a la clausura de toda la obra. Incluso los vecinos mostraron su extrañeza ante la postura del funcionario municipal, debido a que existe la excavación para la cimentación de la siguiente etapa.

Fernández de Cevallos les informó que, en Sesión de Cabildo, el ayuntamiento había autorizado el aumento de la altura  de las torres (de 6 pisos a 7 y 9) y el incremento de 524 unidades habitacionales o de comercio a 611; aseguró también, que las torres de 40 pisos no estaban autorizadas “hasta que se resolviera el problema vial”, y que el alcalde estaba por informar de una inversión en la zona para resolver este problema, obra de “ mitigación” que se llevaría a cabo en 90 días máximo y que sería financiada por desarrolladores.