Cuaresma, tiempo de purificación interior: obispo de la Diócesis de Querétaro

0
757

El obispo de la Diócesis de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, aseguró que la Cuaresma es una oportunidad para abrir los ojos a la fe y al bienestar común

Con la imposición de la ceniza, dio inicio la Cuaresma que -para los católicos- representa 40 días de conversión para limpiar ‘el traje de vida’, abrir los ojos a la fe y al bienestar común; así lo refirió el obispo de la Diócesis de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, durante la homilía que celebró este Miércoles de Ceniza.

Ahí, el obispo motivó a los queretanos a aprender, conocer y experimentar el verdadero espíritu de este periodo, pues dijo, hoy en día, el ‘secularismo’ ofrece una Cuaresma ‘light o a modo’, muy distante a lo que estos signos litúrgicos representan para la Iglesia.

“La Cuaresma es un tiempo santo de purificación y de penitencia, hay que acercarse a la confesión. Un tiempo para los cristianos que nos ayudan a re descubrir la dignidad de los bautizados; desafortunadamente la mercadotecnia, el secularismo y ciertas costumbres, van minando y robando el verdadero espíritu de estos días, ofreciéndonos una Cuaresma light o una Cuaresma a la carta; alejada de lo que realmente es y que la Iglesia pretende con este tiempo”, puntualizó.

El jerarca de la Iglesia, informó que el tiempo cuaresmal ofrece tres ‘valiosas’ herramientas para vivir el verdadero espíritu: la oración, la limosna y el ayuno.

Sobre la oración, dijo: “Es un impulso del corazón. Una sencilla mirada lanzada al cielo, en donde reconocemos con alegría que Dios es nuestro señor”.

En cuanto a la limosna, Faustino Armendáriz explicó que: “Es la actitud de apertura hacia el otro; no solamente dar una moneda, es esta apertura que se expresa con la ayuda, compartir la comida, un vaso de agua, una palabra buena, una palmada de consuelo, tu tiempo que des a otro. Es la conversión”.

Finalmente, del ayuno, el obispo, puntualizó: “El abstenerse en la comida y la bebida tiene como fin en la existencia del hombre no solo el equilibrio necesario, sino también el desprendimiento de lo que se podría definir actitud consumista”.

“Dejémonos ayudar por estas tres herramientas. Hagamos el esfuerzo por orar más, por privarnos de algo, pero también por dar algo a los demás”, dijo.

Arranca Operativo Cuaresma 2018 en Querétaro