Fallece la primera actriz María Rubio, Catalina Creel en “Cuna de lobos”

0
589

Esta mañana falleció a los 84 años la primera actriz María Rubio, recordada por su personaje de Catalina Creel en la telenovela “Cuna de lobos”.

La conductor Mara Patricia Castañeda dio la noticia durante una transmisión en un programa de Foro TV.

Rubio además de inmortalizar a la villana de “Cuna de lobos”, protagonizó exitosas telenovelas mexicanas, tuvo una amplia trayectoria en cine, teatro y televisión con grandes actuaciones.

La primera actriz habría dejado los reflectores desde hace más de 6 años debido a su debilitada salud. Hasta el momento se desconoce la causa de su muerte.

Actores han reaccionado ante la noticia:

María Rubio es considerada como “La Madre de Todas las Villanas”, con 32 telenovelas acumuladas en más de 50 años de trayectoria.

Su última participación fue en el papel de “Inés de la Borbolla”, en el melodrama “Una familia con suerte”, producida por Juan Osorio, que salió al aire entre 2011 y 2012.

Después de su participación en este melodrama, la primera actriz anunció su retiro debido a su delicado estado de salud. A partir de entonces se convirtió en una férrea crítica del género.

Uno de los pasajes más amargos en la vida de la actriz ocurrió el 11 de noviembre de 2017, cuando su hijo, el director de cine y televisión, Claudio Reyes Rubio, perdió la vida en un accidente automovilístico cuando regresaba de una locación de la telenovela “Me declaro culpable”.

Durante el funeral, María Rubio se despidió de su primogénito con las palabras: “fuiste el mejor en todo”.

María Jesús Rubio Tejero nació en Tijuana, Baja California, el 20 de septiembre de 1934; hija única del matrimonio que formaron María Tejero y Olayo Rubio, quien fue diplomático y empresario.

La infancia de la artista fue difícil, pues a los cuatro años de edad le detectaron una afección cardiaca, que padeció hasta los nueve. “Nunca estuve hospitalizada, pero sí tenía que tomar reposo en cama y no pude hacer lo que cualquier niño común”, declaró.

Durante esa época vivió en España; asimismo, estuvo marcada por la inmensa atención que le brindaron sus padres como hija única, por lo que en su adolescencia continuó como si todavía fuera una niña, prefería jugar que asistir a alguna fiesta.

Denominada como una de las primeras actrices, estudió en colegios católicos, lo que alimentó su amor y fe por Dios como creyente.

Más de 50 años de carrera respaldaban a esta temperamental mujer, quien presumía tener un grato sabor de boca por todo lo que logró. Acumuló 32 telenovelas en su trayectoria, aunque fue “Catalina Creel” el personaje que la encumbró en su carrera.

Sin embargo, Rubio nunca pretendió ser una estrella de televisión ni tener el primer crédito en los trabajos que hacía, pues ella tan sólo quería actuar no importaba lo demás.

Entre las telenovelas en las que participó se encuentran: “Lágrimas amargas” (1967), “Lo que no fue” (1969), “La Constitución” (1970), “Las máscaras” (1971), “Me llaman Martina Sola” (1972), “Entre brumas” (1973), “Mañana será otro día” (1976), “Rina” (1977) y “Pasiones encendidas” (1978).

Así como “Te amo” (1984), “Tú eres mi destino” (1984), “Abandonada” (1985), “Cuna de lobos” (1986), “Imperio de cristal” (1994), “No tengo madre” (1997), “Amada enemiga” (1997), “Amor gitano” (1999), “Laberintos de pasión” (1999) y “Salomé” (2001).

Durante sus últimos años, la primera actriz permaneció en su residencia del sur de la capital mexicana y se mantuvo pendiente de lo que pasaba en las telenovelas.

Fallece el primer actor Rogelio Guerra a los 81 años de edad