¿Predicar con el ejemplo?

0
329

El 25 de febrero, el área de comunicación social de la PGR en Querétaro envió a los medios de comunicación las ‘Reglas para la Comunicación en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio’.
El documento detalla lo que se debe decir en cada una de las diferentes etapas del proceso penal -investigación, detención, acusación y sentencia-; y la forma de hacer referencia al “probable responsable”… porque no, no se dice ‘presunto’, señala también.
A manera de ‘machote’–y ya que debemos ser tan precisos con el lenguaje, aclaro que no me refiero al concepto de “Hombre vigoroso, bien plantado, valiente” de la Real Academia Española (RAE); sino al de “Formulario con espacios en blanco para rellenar”-, la PGR nos ‘alecciona’ (Delección. tr. Instruir, amaestrar, enseñar, según la RAE) sobre “¿Qué se puede decir?” durante la Investigación, y cito textualmente lo que indica: “La fiscalía recibió una denuncia en fecha XX en la entidad/ciudad de XX sobre un hecho posiblemente constitutivo de un delito de XX”.
Al referirse a la ‘Detención’, las reglas señalan que “Se puede difundir nombre de pila e imagen del detenido con el área de los ojos difuminada; no se pueden dar a conocer datos sobre la víctima y/o testigos; no se puede exhibir ante medios de comunicación al detenido, se puede informar de manera general sobre objetos, armas, productos o dinero relacionados con la detención”.
La PGR, por ejemplo, puntualiza: “¿Qué se puede decir SIN orden de aprehensión? (Flagracia): “Se detuvo a XX número de personas, sexo XX, edad aproximada XX, en la entidad/ciudad XX, a la hora XX, por la probable comisión del delito XX. Elementos del Ejército/Marina, en coadyuvancia con el Ministerio Público, detuvieron a dicha persona”.
Además, nos recuerda a los periodistas que dependiendo de los momentos procesales, debemos referirnos a las personas detenidas de la siguiente manera: “imputado” durante el ‘Control de la Detención’ y la ‘Vinculación a Proceso’; “Acusado” durante la ‘Etapa Intermedia (Acusación)’ y el ‘Desarrollo de Audiencia de Juicio Oral’; y “sentenciado” al ‘Dictar y Ejecución de sentencia’. Solo si hubiere sentencia condenatoria – y hasta entonces- se podrían difundir el nombre completo y la imagen de la persona.
Todo lo anterior está muy bien, y obviamente debe respetarse la presunción de inocencia; el problema es que los lineamientos hayan sido enviados precisamente cuando la propia PGR está incurriendo en acciones –aunque sostenga lo contrario y argumente un “interés público mostrado en los medios de comunicación”- que ponen en tela de juicio su desempeño objetivo, profesional, ético e imparcial, como la máxima instancia procuradora de justicia en el país. ¿Acaso este es el concepto del Gobierno Federal de predicar con el ejemplo?
Y más grave aún, resulta –insisto, aunque diga los contrario en ruedas de prensa y a través de mil comunicados- que el verdadero motivo sea electoral ¡Es vergonzoso que se prostituya a las instituciones de esta manera y como mexicanos debemos alzar la voz, sin importar en este caso en concreto, el color de la bandera que porte el afectado… se trata de defender, a fin de cuentas, el estado de derecho y la democracia que tanto pregonamos perseguir!

P.D. “Si el príncipe es justo, nadie será injusto; si el príncipe es bondadoso, nadie será cruel.” Confucio.