Mujeres son más vulnerables a enfermarse

0
1020

Aseguran especialistas que las féminas tienen mayor riesgo de enfermarse por su condición de género y que algunos de sus padecimientos son más intensos.

Ser mujer es una condición que, por sí misma, hace más vulnerables a las personas de este género a sufrir enfermedades o que algunos padecimientos se presenten de forma más intensa.

Los cambios hormonales que se dan a lo largo de su vida, muchas veces juegan en su contra, porque al recibir atención médica muchos profesionales de la salud atribuyen sus males precisamente a esas variaciones en su cuerpo.

El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar sobre los avances que existen en sus derechos; se ha observado un incremento de su participación en el mercado laboral, en la política, en los deportes y otras áreas, pero sigue habiendo discriminación hacia ellas.

El doble rol que mantienen quienes además de tener familia trabajan fuera de casa y su naturaleza protectora, las tiene casi siempre bajo un fuerte estrés.

Cuando sufren un infarto y llegan al hospital, su atención es más lenta comparada con la de un hombre que se está infartando, pues normalmente se le atribuye el dolor en el pecho a un ataque de angustia o a cambios hormonales.

Las mujeres son más propensas a presentar síndrome de túnel carpiano debido a que realizan actividades repetitivas que implican la flexión de la muñeca, porque son quienes más realizan trabajos como capturista o secretaria y porque durante el embarazo se retienen líquidos y se inflaman las articulaciones.

El hipotiroidismo es una enfermedad que afecta más a mujeres que hombres en una proporción de 10 a uno. Se trata de un padecimiento autoinmune que puede llegarlo a padecer 10 por ciento de las mujeres en nuestro país.

En esta sociedad donde nos desarrollamos, con ritmos de vida tan rápido, pueden hacer que se confundan los síntomas del hipotiroidismo con el estrés del día al día, con el cansancio del trabajo y de las labores domésticas”, destacó Teresita Escalona Flores, especialista en endocrinología y metabolismo.

La glándula tiroides ayuda a regular muchas funciones del cuerpo y cuando no produce hormona tiroidea (hipotiroidismo) se produce la pérdida de cabello, piel reseca, uñas quebradizas, baja frecuencia cardiaca, alteraciones en la menstruación, retención de líquidos y ganancia de peso, entre otras consecuencias.

La discriminación contra las mujeres es peor cuando presentan una enfermedad que afecte su capacidad motora o función cognitiva como puede suceder en la esclerosis múltiple (EM).

En Querétaro, el 51.5% de la población son mujeres