SEDIF atiende cerca de 7 mil 200 mujeres al mes

0
401

Al mes, alrededor de 7 mil 200 mujeres del estado de Querétaro se benefician mediante distintas actividades realizadas en centros y casas pertenecientes al Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF); las cuales, según información proporcionada por la institución, abarcan diferentes temas enfocados en la mujer. 

De acuerdo con el organismo, en los Centros de Desarrollo Comunitario del SEDIF se registra “una alta participación” de las féminas; toda vez que, en promedio, 6 mil beneficiadas se involucran en actividades educativas y recreativas, así como en temas que tienen que ver con la capacitación laboral y el desarrollo humano. 

En la Casa de la Mujer, por su parte, mil 200 mujeres -aproximadamente- reciben talleres de formación humana y talleres productivos que tienen como propósito fomentar su autosustentabilidad. En este espacio, agrega, se trabaja para mejorar la calidad de vida de las mujeres en estado de vulnerabilidad en el aspecto social, emocional y económico. 

“La mujer queretana es una gran mujer luchadora, una gran mujer guerrera; es difícil que una mujer queretana se siente a esperar a ver qué pasa, más bien las mujeres queretanas hacen que sucedan las cosas y eso siempre lo voy a reconocer: la fortaleza, la entrega, la sabiduría y lo grandes que son. Es un gran orgullo acompañarlas, tomar de la mano a todas las mujeres queretanas y poder acompañarlas en este camino que se llama vida”, dice a Códigoqro la presidenta del Patronato del SEDIF, Karina Castro de Domínguez. 

 

Complicaciones y fortalezas 

En una entrevista sostenida en la sala de la casa de Gobierno, ubicada en el Centro Histórico de la capital del estado justo enfrente de Plaza de Armas, Castro de Domínguez refiere que en sus recorridos que hace por el estado -dos giras cada año- ha conocido de las mujeres la fortaleza que tienen para salir de complicaciones que enfrentan en sus vidas. 

“En cada municipio te enseñan algo; desde la gastronomía hasta poder salir de un caso de violencia o salir de una enfermedad o poder realizar con sus manos un cambio para su familia. (…) Ver el desempeño de las mujeres me ha enseñado que no te debes dar por vencida nunca, a pesar de las circunstancias que tengas”, menciona. 

Aunque reconoce que ser mujer es complicado “porque vivimos muchas cosas”, puntualiza que las queretanas tienen un “liderazgo único”. Sostiene que, pese a que los espacios se ganan con trabajo, la equidad de género ha permitido que el desarrollo de ellas se vea más en esferas diferentes al hogar y la familia; por lo que ahora hay mujeres realizadas en la política. 

“Tienes que buscar las herramientas, tienes que buscar la forma; siempre anteponiendo tus valores y la educación. Pero si hay algo que yo les puedo decir a todas y cada una de las mujeres, es que nadie escribe su libro de vida; cada mujer escribe con su puño y letra su historia de vida. (…) Preguntarles si sus páginas se han escrito del color que ellas quieren, con la letra que ellas quieren y con las experiencias de vida que ellas quieren… si es sí, que sigan adelante; si es no, que tachen la hoja y vuelvan a empezar”, resalta. 

 

“Primera dama del estado” 

“A mí ese término no me gusta”, dice enfática Karina Castro al escuchar dicho concepto. Reconoce que es un título que se ha generado a lo largo de los años y se ha vuelto una costumbre; sin embargo, subraya, no la hace diferente a ninguna otra queretana. 

“Sí me toca llevar una estafeta; sí me hace llevar una responsabilidad a cuestas, que lo hago con mucho cariño y con mucho orgullo, pero no soy diferente y a mí me gustaría que ese concepto se terminara, se acabara. Sí nos toca estar en un lugar donde representas a una institución muy digna, pero eso no quiere decir que tu esencia de persona, tus valores, lo que tú eres, lo que tú haces, tenga que cambiar. (…) Amo mi trabajo, amo lo que hago”, puntualiza.