China permite mandato indefinido del presidente del Gigante Asiático Xi Jinping

0
244

El presidente de China, Xi Jinping, terminó con un sistema establecido a principios de la década de 1980 que limitaba el mandato presidencial a dos periodos consecutivos

Xi Jinping, actual presidente de China, podrá gobernar de manera indefinida; luego de que –este domingo 11 de marzo– la cámara legislativa del país asiático aprobara una reforma constitucional para eliminar el límite del mandato presidencial a dos periodos consecutivos.

Dicha enmienda constitucional termina con el sistema establecido por Deng Xiaoping en 1982, que buscaba impedir el regreso de los sangrientos excesos de una dictadura de por vida, tal como ocurrió durante la represión ejercida por la Revolución Cultural encabezada por Mao Tse-Tung entre 1966 y 1976.

El resultado de la votación fue de dos mil 558 votos a favor, dos en contra, tres abstenciones y un voto nulo.

El hecho de que el Gigante Asiático derive en un gobierno unipersonal de Xi Jinping ha alimentado los temores de que Pekín este erosionando los esfuerzos para evitar los excesos de un gobierno autócrata y hacer la regulación económica más estable y predecible.

En una prueba de lo sensible de este asunto, los censores gubernamentales chinos revisan exhaustivamente las redes sociales para eliminar expresiones como “no estoy de acuerdo” o “Xi Tse-Tung”.

Según la versión oficial sostenida por Gobierno de China, abolir el límite de mandatos solamente pretende equiparar el cargo de presidente de la República Popular con los otros puestos que desempeña Xi Jinping, tal es el caso de líder del Partido Comunista y presidente de la Comisión Militar Central, los cuales no tiene límites de mandato.

Analistas creen que esta maniobra política es la culminación de los esfuerzos iniciados por el mandatario chino para concentrar el poder en sus manos, y desafiar las normas de liderazgo colectivo establecidas durante las últimas dos décadas. Sin embargo, su estilo populista y su dureza con la corrupción le han valido bastante apoyo popular.

Zhao Minglin, quien es vicepresidente de una empresa de inversiones en Pekín, aseguró que para Xi Jinping es más fácil hacer realidad su ambicioso objetivo de elevar el nivel de vida en China si el presidente del Gigante Asiático acumula más poder en sus manos.

Estados Unidos, preocupado por influencia de Rusia y China en América Latina