Advierte Universidad de las Américas por grado de impunidad muy alta en Querétaro

0
289

El Índice Global de Impunidad 2018 de la Universidad de las Américas Puebla reveló que el estado de Querétaro tiene una cifra negra de delitos no denunciados de 90.10%

Con una tasa de 71.22%, el estado de Querétaro se encuentra en el grupo de entidades federativas con un grado de impunidad muy alta, es decir, se ubican por encima de 69.84% registrado a nivel nacional; informó el Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) al presentar los resultados del Índice Global de Impunidad México 2018.

La institución destacó que Querétaro “ha tenido muy poca disminución en el grado de impunidad respecto al año pasado (72.24%)”, por lo que todavía tiene retos como el fortalecimiento de la coordinación entre las distintas autoridades para consolidar el nuevo sistema de justicia penal y garantizar su operatividad.

Asimismo, reportó que -de acuerdo con el Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal 2016- los delitos del fuero común más frecuentes en la entidad fueron los robos, lesiones, el robo en transporte particular, el robo a casa-habitación y el robo de vehículo. Mientras que la cifra negra, es decir, los ilícitos que no se denuncian alcanzan 90.10%, tasa que se ubica por debajo de la media nacional de 93.71%.

“El número de sentencias son muy pocas, 699 en sentenciados registrados en causas penales en primera instancia totales y 660 en sentencias registradas en las causas penales en primera instancia condenatoria, los cuales pueden exponer una problemática en la parte final del proceso de justicia con el número de jueces y magistrados que responde a ser de 4.24 por cada 100 mil habitantes”, destacó.

Según el Índice Global de Impunidad México 2018, Querétaro cuenta con 2.29 agencias del Ministerio Público por cada 100 mil habitantes, es decir, menos de la media nacional que es de 3.53. Además, el estado tiene 1.85 agentes del Ministerio Público por cada mil delitos registrados, mientras que este dato a nivel nacional es de 4.97; “entonces se puede atribuir que existe poco personal para la demanda existente”, enfatizó el Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia de la UDLAP.

Dicho estudio reveló que Campeche es la única entidad federativa con un grado de impunidad baja con una tasa de 45.0685; mientras que la Ciudad de México se posicionó con un grado de impunidad media debido a su índice de 59.54574.

Por su parte, los estados con un grado de impunidad alta son Chihuahua, San Luis Potosí, Sonora, Morelos, Colima, Chiapas, Zacatecas, Sinaloa, Jalisco, Tabasco, Hidalgo y Guanajuato. Mientras que Querétaro, Yucatán, Nuevo León, Baja California Sur, Durango, Tlaxcala, Oaxaca, Puebla, Veracruz, Aguascalientes, Guerrero, Quintana Roo, Coahuila, Baja California, Tamaulipas y el Estado de México tienen un grado de impunidad muy alta.

Tanto Nayarit como Michoacán fueron catalogados como casos atípicos, ya que fueron detectadas “probables alteraciones de sus cifras delictivas y por el caso de infiltración de la delincuencia organizada en el sistema de procuración de justicia estatal”. Dichas entidades federativas registraron tasas de impunidad de 57.07494 y 66.25642, respectivamente.

La antesala de la impunidad es la inacción