‘Textear’ en exceso causa daño prematuro en articulaciones

El uso excesivo del celular para escribir mensajes puede dañar los dedos pulgar e índice, y además, esto se complicaría con otros padecimientos por utilizar teclados y mouse de computadoras

0
400

¡Cuidado! 

El exceso del uso del celular futuro podría llevar a cirugías a población joven de 20 o 30 años. 

 

Las personas que ‘textean’ en exceso, en algunos años pueden presentar tendinitis de De Quervain y dedo de gatillo o resorte, situaciones que en 10 o 15 años se estarán viendo en la consulta de ortopedia. 

 

 

¿Qué es la enfermedad de De Quervain 

La enfermedad de De Quervain es una enfermedad inflamatoria de los tendones en el lado del pulgar en su muñeca. Los tendones son tiras de tejido gruesos que conectan los músculos a los huesos. 

 

Síntomas de la tendinitis de De Quervain: 

Dolor en la cara dorsal del pulgar al cerrar el puño, agarrar algo o girar la muñeca. 

Entumecimiento en los dedos pulgar e índice. 

Hinchazón de la muñeca. 

Rigidez al mover el dedo pulgar o la muñeca. 

 

Tratamiento 

Puede requerir solo de una férula o de fisioterapia. 

 

Ejercicios 

1.-  Con los codos pegados al cuerpo relaje las manos, agítelas suavemente de un lado a otro y repita los movimientos unas 15 veces. 

 

2.- Estire los brazos hacia enfrente con los dedos apuntando hacia el cielo y mueva las manos hacia arriba y abajo 15 veces. 

 

3.- Con los brazos extendidos hacia el frente y los dedos apuntando al cielo, mueva solo las manos hacia arriba y abajo, unas 10 o 20 veces. 

 

4.- Manteniendo los brazos estirados hacia enfrente haga puño con sus manos y haga semicírculos hacia dentro y hacia fuera 15 veces. 

 

5.-  Con las palmas de las manos juntas pegue sus brazos al techo, muévalas despacio hacia arriba y abajo, 15 veces. 

 

Otros daños por uso excesivo de celular: 

Depresión en caso de extravió, sustracción o robo. 

Ansiedad en caso de descompostura. 

Necesidad de utilizar los modelos más recientes y desdén por los modelos antiguos, no obstante que ambos sirven para lo mismo. 

La dependencia al celular pude provocar aislamiento y alejamiento de la familia, amigos o del entorno social. 

Gasto excesivo en saldo y mantenimiento. 

Desinterés en socializar de manera directa con otras personas, debido a encontrarse demasiado ocupado en el celular. 

Facilidad para buscar problemas al poner en primer lugar el celular que los valores familiares y éticos. 

 

El uso excesivo de celulares para enviar mensajes escritos está adelantando el daño articular en los dedos pulgar e índice, debido a la posición en que se mantienen durante tiempo prolongado, y a futuro podría llevar a cirugías a población joven de 20 o 30 años. 

Especialistas advirtieron que jóvenes, adultos e incluso niños, están usando durante horas estos dispositivos, por lo que en algunos años pueden presentar tendinitis de De Quervain y dedo de gatillo o resorte, situaciones que en 10 o 15 años se estarán viendo en la consulta de ortopedia. 

La tendinitis ocurre cuando los tendones están inflamados o irritados. Los tendones son un tejido grueso y flexible que conecta al músculo con el hueso, en el dedo pulgar hay dos tendones que bajan a la muñeca. 

Este padecimiento se caracteriza por dolor en la cara dorsal del pulgar al cerrar el puño, agarrar algo o girar la muñeca, así como con entumecimiento en los dedos pulgar e índice e hinchazón en la muñeca, según describen los institutos nacionales de salud de los Estados Unidos en su biblioteca virtual. 

El uso de los teléfonos celulares para enviar mensajes de texto o para estar dentro de las aplicaciones, conlleva a un uso prolongado de los dedos pulgar y obviamente se presentarán trastornos importantes a futuro, advirtió Alejandro Vázquez Pérez, ortopedista del Hospital Juárez de México. 

En entrevista, dijo que “ya hemos encontrado pacientes que tienen desgaste prematuro de ciertas articulaciones por esta causa. La recomendación es no usarlo más de 90 minutos continuos, utilizar accesorios táctiles como las plumas o enviar mensajes de voz en lugar de texto”. 

Además de la tendinitis de De Quervain está el dedo de gatillo o de resorte que ocurre cuando un dedo o el pulgar se queda atascado en una posición doblada, como se si estuviera apretando un gatillo.  

Cuando se logra enderezarlo salta hacia afuera como si se tratara de un resorte. En el dedo de gatillo los tendones se mueven al apretar el músculo y se produce inflamación, lo cual dificulta que ese tejido vuelva a su posición normal. 

Tanto la tendinitis y el dedo de gatillo por lo regular acompañan a otro padecimiento que es el síndrome del túnel carpiano que sucede este más, por el uso de teclados y mouse de computadoras. 

Sin embargo, no es condición que el uso de celulares lleve a alteración en el carpio, señaló Ana Laura Sosa Guzmán, especialista de la Unidad de Medicina Física y de Rehabilitación del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del IMSS. 

“El uso de celular no tendría por qué desencadenar este tipo de síndrome, pero si otras condiciones como tendinitis de De Quervain y dedo de gatillo, porque tiene que ver con el tendón que es llevar el dedo pulgar hacia arriba y hacia afuera”, detalló. 

Ambos especialistas expresaron que en etapas tempranas se puede ofrecer una terapia conservadora con antiinflamatorios, fisioterapia y reduciendo el tiempo de uso del dispositivo móviles.  

En etapa avanzada el paciente va a requerir de cirugía para reparar el daño, pero difícilmente una articulación recupera su movilidad al cien por ciento, condición después de una intervención quirúrgica, por lo que la población, en particular los jóvenes y niños. deben tomar en cuenta esta situación al utilizar su celular.