Atínele al sueldo

0
354

Me atrevo a decir que se avecinan problemas y confusiones para los contribuyentes, personas físicas, que están por presentar durante abril su anual de 2018, en especial aquellos que reciben ingresos por salarios.
Pienso lo anterior, pues si bien en 2017 se consolidó un cambio importante en el tema de los pagos por sueldos y salarios, me parece qué durante este primer año de ‘aprendizaje’ van a existir bastantes imprecisiones en la información que la página del SAT muestre en automático a los contribuyentes asalariados.
En 2017 se dieron un par de cambios importantes. Por un lado, se eliminó para los patrones la obligación de presentar la Declaración Informativa de Sueldos (anual), de donde antiguamente la autoridad obtenía la información de todos los asalariados del país, y por el otro, se actualizaron las reglas para la emisión de los recibos electrónicos de nómina, los que ahora son la fuente de información de la autoridad fiscal.
Una pregunta, ¿qué tanto trabajo le costó hacer la primera factura electrónica de 2018? Yo nunca había dedicado tanto tiempo a mis clientes para resolver dudas de cómo hacer una factura de venta, suena torpe decir que asistí a un par de cursos de ‘facturación electrónica’ y confesarle que sigo teniendo mis dudas; que el contador que lo tenga 100 por ciento claro, arroje la primera piedra, jeje.
Quizá no fue tan grave, pero algo similar sucedió a inicios de 2017 cuando tuvimos la obligación de adaptarnos a la última versión de los ‘recibos electrónicos de nómina’, hubo muchas dudas en un inicio y así, con todas esas incertidumbres, cada quien hizo su mejor interpretación y comenzó a emitir (timbrar) sus recibos de nómina.
A inicios de 2017 el problema fue un poco más severo, no se podían timbrar los recibos si no se contaba con información a la que no estábamos acostumbrados, fue un problema generalizado. La autoridad dio entonces la posibilidad de que los patrones utilizaran la versión antigua de los recibos electrónicos, siempre y cuando los sustituyeran después por recibos emitidos con la nueva versión.
La cantidad de recibos cancelados y reexpedidos durante marzo y abril de 2017 fue enorme.
Me gusta este cambio, pero soy pesimista respecto a la calidad de la información que los patrones entregaron al SAT durante 2017, espero equivocarme, de cualquier forma, si usted recibió ingresos por salarios y esta por presentar su Anual de ISR de 2017, dele una buena revisada a su información de sueldos que el SAT tiene precargada en su página de internet.

Hasta pronto y gracias por su lectura. @Pacoceb