Resurrección de Cristo responde a demanda de justicia y verdad: obispo de Querétaro

0
277

En su Mensaje de Pascua, el obispo de la Diócesis de Querétaro, Faustino Armendáriz, hizo un llamado para restablecer el tejido social y el Estado de Derecho en México

En momentos en que México se encuentra sumido en “situaciones dolorosas” como violencia, corrupción, injusticia, inseguridad, desigualdad, marginación y pobreza; el anuncio de la resurrección de Jesús “responde a la demanda constante de justicia y verdad”, señaló el obispo de la Diócesis de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez.

Como parte de su Mensaje de Pascua 2018, el jerarca de la Iglesia Católico lamentó que el “el canto jubiloso del aleluya pascual” contraste aún “con los lamentos y el clamor que provienen de tantas situaciones dolorosas”, las cuales son cada vez más frecuentes en la realidad de todas las personas.

“Que el anuncio gozoso de la Resurrección, que hoy los cristianos celebramos, permita que Cristo resucitado les abra el camino de la libertad, de la justicia y la paz, que haga posible el restablecimiento del tejido social y del Estado de Derecho”, manifestó el prelado católico.

Durante este Domingo de Pascua, Armendáriz Jiménez envió una felicitación a los sacerdotes, diáconos, consagrados y fieles laicos de la Diócesis de Querétaro; así como a las personas enfermas, a los migrantes y a quienes viven en los reclusorios. “Que Dios todo poderoso les bendiga en este día solemnísimo de la Pascua y, compadecido de ustedes, les guarde de todo mal”, enfatizó.

Al recordar que Cristo murió a causa de los pecados de hoy y resucitó para redimir la historia de la humanidad, el obispo destacó que “el anuncio de la resurrección del Señor ilumina las zonas oscuras del mundo en que vivimos”. Asimismo, resaltó que “si quitamos a Cristo y su resurrección, no hay salida para el hombre, y toda su esperanza sería ilusoria”.

“Pues en medio del descontento y la impotencia por la descomposición de nuestra sociedad y de nuestros valores, por la violación de los derechos fundamentales de cada persona, por la falta de la administración de la justicia y el rendimiento de cuentas (…) En efecto, si Cristo no hubiera resucitado, el ‘mal’ acabaría ganando”, indicó.

Pide obispo de la Diócesis de Querétaro orar para tener claridad por quién votar