Entre chismes y campanas 9 de abril

0
182

“Es una respuesta que creo es oportuna, aunque esta expresión firme del presidente también debió haberse hecho hace más de un año”, declaró ayer el Obispo de la Diócesis de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez en relación con el mensaje del Presidente Enrique Peña Nieto, después de que el presidente Trump ordenó el despliegue de tropas de la Guardia Nacional en la frontera con México.

También dijo que si bien “Estados Unidos tiene el derecho a realizar las acciones que crea conveniente”, el problema está en la agresión a los migrantes; y se pronunció a favor de que se otorguen más visas de trabajo para ellos.

La víspera, los obispos de la frontera norte de México y del Consejo de Presidencia de la Conferencia del Episcopado Mexicano emitieron una declaración conjunta denominada ‘Por la Dignidad de los Migrantes’ dirigida a todos los mexicanos, a los creyentes y no creyentes; así como a los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, y de Estados Unidos, Donald Trump, ante la orden de este despliegue de tropas de la Guardia Nacional del vecino país, en la frontera con México.

En el documento, los obispos señalan que “los gobiernos mexicanos del pasado y del presente tienen una grave responsabilidad al no haber creado las oportunidades suficientes de desarrollo para nuestro pueblo pobre y marginado”, y por eso el reto en el futuro próximo es “escoger a quienes deben de realizar de manera honesta, sin corrupción e impunidad, un cambio histórico que ayude a que el Pueblo de México realmente sea el protagonista de su desarrollo, con paz, justicia y respeto irrestricto a los derechos humanos”.

Sin embargo, los jerarcas católicos, también puntualizaron que “las carencias que tenemos los mexicanos no pueden ser justificación para promover el antagonismo entre pueblos que están llamados a ser amigos y hermanos” y que “Los migrantes no son criminales sino seres humanos vulnerables que tienen auténtico derecho al desarrollo personal y comunitario”, por lo que hicieron un llamado a crear de otro tipo de soluciones que “siembren fraternidad y enriquecimiento mutuo en el orden humanitario, cultural y social”.

Durante su visita a Querétaro, José Antonio Meade propuso la construcción de “un viaducto segundo piso” de la zona del estadio Corregidora a Juriquilla, para solucionar un problema que verdaderamente preocupa a los queretanos: el tráfico que trae a la capital el flujo vehicular de la carretera federal 57…

Y sorpresa gran causó la trifulca que se suscitó justo en el arranque del mitin de Meade, en El Colorado, municipio de El Marqués, a donde arribaron elementos de la policía municipal.

Por cierto que el diputado federal Braulio Guerra fue nombrado coordinador regional de Redes de Afinidad de la campaña de José Antonio Meade para los estados de Querétaro, Aguascalientes, Guanajuato y San Luis Potosí.

Por otro lado, y a pesar de las declaraciones que Fernando Macías había hecho de que continuaría desempeñando su función como regidor en el Ayuntamiento de Querétaro, a pesar de estar en campaña para la diputación federal por el cuarto distrito de la coalición ‘Por México al Frente’, acabó por pedir licencia… y es que ‘Felifer’ había reconoció públicamente que se ausentó por 37 días para apoyar la precandidatura de Ricardo Anaya a la Presidencia de la República ¡Y le llovieron las críticas!