¿Quién es Miguel Díaz-Canel, el hombre que llegó al poder en Cuba?

0
246

Por primera vez desde el triunfo de la Revolución Cubana en 1959, el gobierno de la isla quedará en manos de un político que no lleva el apellido Castro de los hermanos Fidel y Raúl.

Por primera vez en 59 años, un hombre sin el apellido Castro asumió el poder en Cuba; se trata de quien fuese primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la isla caribeña, Miguel Díaz-Canel, quien con su llegada al poder marca un nuevo estilo de gobernar; tras el dominio de los hermanos Fidel y Raúl.

El político de 57 años de edad deberá enfrentarse a una economía estancada, una infraestructura en decadencia, la renovada hostilidad del presidente de Estados Unidos, Donald Trump; y a las críticas por un modelo de control estatal con bajos salarios en el marco del congelamiento de la iniciativa privada.

Ingeniero electrónico por la Universidad de Villa Clara, realizó su servicio militar obligatorio hasta 1985; dos años después, se integró a la Unión de Jóvenes Comunistas y comenzó a trabajar como profesor mientras viajaba a Nicaragua como parte de una delegación de apoyo al Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Fue en 1994, cuando fue elegido como primer secretario del Partido Comunista de Cuba en la provincia de Villa Clara. Al paso de dos años, en medio de la crisis desatada por la caída de la Unión Soviética, ya era padre de dos hijos producto de su matrimonio con la estomatóloga Marta Villanueva.

Su salto a la política nacional cubana se produjo en 2009, cuando Raúl Castro lo designó ministro de Educación Superior. Durante su gestión, se ajustaron los planes de estudio, se modernizaron los contenidos, modificaron los reglamentos de posgrado y se impulsó el uso de las nuevas tecnologías en las universidades con laboratorios de computación y digitalización de contenidos.

Para 2012, se convirtió en vicepresidente de la nación latinoamericana y meses después con las elecciones en primer vicepresidente, pero paralelamente se volvió renuente a ser entrevistado por la prensa, su agenda se hizo más protocolaria y no se volvió a ver en las calles o en los medios de comunicación cubanos.

Tras 5 décadas de castrismo, Cuba elige a Miguel Díaz-Canel como presidente