Una familia de atacantes suicidas deja por lo menos 13 muertos en Indonesia

0
74

Los seis miembros de una familia se hicieron estallar a las afueras de tres iglesias cristianas en Indonesia, el Estado Islámico se atribuyó la autoría de estos atentados suicidas

Seis integrantes de una familia, entre las que se encontraban dos niñas, perpetraron –este domingo 13 de mayo– ataques suicidas en tres iglesias de Indonesia; los atentados han sido los peores cometidos en el país asiático de mayoría musulmana contra la minoría cristiana.

Por lo menos 13 personas murieron y otras 41 resultaron heridas en las explosiones registradas este día en la ciudad de Surabaya. El grupo yihadista Estado Islámico se atribuyó la autoría de los ataques suicidas. Las autoridades locales informaron que la familia había estado en Siria.

Al visitar las zonas afectadas por los estallidos, el presidente de la nación asiática, Joko ‘Jokowi’ Widodo, calificó los atentados como “bárbaros”.

Estos fueron las peores agresiones cometidas contra iglesias desde lo que ocurrieron en la Nochebuena de 2000, cuando 15 personas perdieron la vida y casi 100 sufrieron lesiones. Las minorías religiosas, principalmente los cristianos, han sido blanco habitual de los extremistas islámicos en Indonesia, que es el país musulmán más poblado del mundo.

Tito Karnavian, quien es jefe de la Policía Nacional de la nación asiática, dio a conocer que el padre hizo explotar una bomba colocada dentro de un automóvil, sus hijos de 16 y 18 años de edad usaron una motocicleta para perpetrar el ataque y la madre –junto con sus hijas de 12 y 9 años– efectuó el tercer atentado.

Los integrantes de dicha familia habían regresado a territorio indonesio luego de haber pasado un tiempo en Siria, donde hasta hace poco tiempo el grupo terrorista Estado Islámico controlaba buena parte del terreno.

Un portavoz de las fuerzas de seguridad detalló que la primera explosión se produjo en la iglesia católica de Santa María de Surabaya; minutos más tarde, ocurrió un segundo estallido en la iglesia de Diponegoro y después se registró una tercera deflagración en el templo de Pantekosta.

Tres bombas caseras se quedaron sin explotar: dos en la iglesia de Pantekosta y una más en el templo de Diponegoro fueron detonadas por expertos antiexplosivos.

Desde la ciudad de Yakarta, la Asociación de la Iglesia Indonesia condenó contundentemente los atentados suicidas y pidió a los feligreses que esperen el resultado de las investigaciones. “Estamos enfadados con estos ataques, pero dejemos a las autoridades que los resuelvan”, señaló.

Mientras que dos de las organizaciones musulmanas más importantes del país asiático, Nahdlatul y Muhammadiyah, también expresaron su condena por los ataques –reivindicados por el grupo terrorista Estado Islámico– que se cobraron la vida de por lo menos 13 personas y dejaron a otras 41 con heridas.

Mexicanos obtienen tercer lugar en Olimpiada de Física en Indonesia