Claves del ciberataque y robo multimillonario al sistema bancario mexicano

0
352

Como consecuencia del ciberataque al sistema bancario mexicano, hackers habrían robado entre 300 y 400 millones de pesos de cuentas concentradoras de los bancos

Alejandro Díaz de León, quien es gobernador del Banco de México (Banxico), tardó más de dos semanas en confirmar que un ataque de piratas informáticos afectó a las instituciones del sistema bancario del país, que a finales de abril pasado habría sufrido un robo multimillonario. Hasta la fecha, los usuarios y empresas siguen sufriendo retrasos en las transferencias interbancarias electrónicas.

Hasta el momento, se sabe que el ciberataque no fue dirigido al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) sino a los servidores, plataformas o aplicaciones por medio de los cuales las instituciones bancarias se conectan al sistema operado por el banco central.

Se sospecha que los hackers enviaron órdenes falsas para transferir dinero a cuentas apócrifas en otros bancos; mientras que sus supuestos cómplices habrían retirado el efectivo por medio de cajeros automáticos instalados en decenas de sucursales. No se ha descartado que los responsables hayan recibido ayuda desde dentro de los bancos.

A través de un audioconferencia de prensa, el titular de Banxico aseguró que el hackeo ya está contenido; sin embargo, medios de comunicación como El Financiero, Bloomberg y Forbes han calculado que entre 300 y 400 millones de pesos habrían sido sustraídos del sistema bancario mexicano.

La directora del Sistema de Pagos del banco central, Lorenza Martínez Trigueros, admitió que el ciberataque afecto a por lo menos cinco grupos financieros; sin embargo, Banorte es el único que ha reconocido haber sido víctima del hackeo. Ha trascendido la versión que entre las instituciones afectadas también se encuentran Citibanamexy Banbajío; así como una casa de bolsa.

Cuando fue detectado el ataque informático, el 27 de abril pasado, algunas transacciones sospechosas pudieron ser bloqueadas y el dinero en efectivo no pudo ser retirado; explicó el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Marcos Martínez Gavica, quien afirmó que el dinero de los cuentahabientes nunca ha estado en riesgo.

Banxico aclaró que el monto rodado por los hackers no eran recursos de los usuarios sino de las instituciones bancarias, ya que el dinero fue sustraído de cuentas concentradoras de las entidades financieras en el banco central. Ante este tipo de eventualidades, los bancos cuentan con seguros que podrían cubrir sus pérdidas.

Como medidas de precaución, las transferencias interbancarias fueron trasladadas a un sistema alternativo a SPEI, plataforma que si bien es más segura también es más lenta; lo cual ha generado retrasos en las transacciones. Además, los retiros en ventanillas bancarias han sido limitados a 50 mil pesos cada 24 horas.

Monto de hackeo a sistema bancario “está por definirse”: gobernador del Banxico