Monto de hackeo a sistema bancario “está por definirse”: gobernador del Banco de México

0
117

El gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, informó que las incidencias que registraron algunas instituciones financieras en días pasados “sí se trató de un ciberataque” cuyo monto está por definirse, pero se considera “bajo y reducido”.

En audioconferencia con motivo de los incidentes operativos registrados en días pasados en algunos participantes del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), sostuvo que este ciberataque está identificado, contenido y mitigado.

“Todo parece indicar, con la información que tenemos al día de hoy, que sí se trata de un ciberataque y que afectó a este aplicativo”, señaló el funcionario al dar a conocer algunas disposiciones para que los clientes de los bancos puedan disponer de su dinero y mantener la operatividad del sistema de pagos sobre una base segura.

Precisó que el Banxico no puede confirmar ni desmentir la cantidad de 400 millones de pesos referida en algunos medios de comunicación como afectación económica por este ataque cibernético, pero esperará a conocer la investigación forense que se está haciendo y en cuanto tenga elementos con mayor certidumbre hará un reporte sobre el incidente.

Sobre el número de bancos afectados por este ciberataque, el funcionario sostuvo que al Banco de México no le corresponde decirlo por el momento, sino hasta que tenga todos los elementos y certeza plena de exactamente qué sucedió.

Díaz de León apuntó que por el momento no hay ningún elemento que permita concluir que este ciberataque es de origen nacional o que provenga del extranjero, además no hay duda sobre la integridad y el manejo que han tenido funcionarios o empleados del Banxico en este episodio.

En cuanto al impacto a los usuarios por estas incidencias, el banquero central subrayó que sólo se refieren a retrasos en algunos días y operaciones con algunas instituciones; “no ha registrado ninguna afectación en ninguna cuenta de ningún cliente”, dijo.

No obstante, reconoció que este ataque ha impactado a diversos participantes, no sólo a bancos, sino también a casas de bolsa; “digamos la cadena de pagos electrónicos, en ese sentido es un ataque de importancia y que por lo menos en el tema de sistemas de pagos no teníamos antecedente”.

Consideró que esta experiencia dejará un importante aprendizaje en materia de regulación y supervisión, a fin de reforzar todo el esquema de ciberseguridad del sistema financiero, y “vamos a hacer todo lo posible para minimizar la posibilidad de que haya una recurrencia adicional o una incidencia adicional”.

Calculan que hackers sustrajeron unos 400 mdp del sistema bancario mexicano