Volver a la vida: Día Mundial del Paciente Trasplantado

0
826

Cada 6 de junio se celebra -desde 2006- el Día Mundial del Paciente Trasplantado, fecha que fue establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

No es lo mismo gozar de buena salud, que estar en la espera de la donación de órgano. Es por eso que cuando un paciente con un mal crónico recibe la noticia de que será trasplantado, es como si volviera a la vida.

Hoy se celebra el Día Mundial del Paciente Trasplantado, fecha que fue asignada desde el año 2006 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para destacar la necesidad de millones de personas de realizarse un trasplante para mejorar su calidad de vida o, incluso, salvarla.

Un trasplante consiste en un tratamiento médico complejo para trasladar órganos, tejidos o células de una persona a otra para mejorar su calidad de vida.

La principal causa de que una persona necesite un trasplante es el que padezca una enfermedad crónica degenerativa, lo que deviene en que uno o varios tejidos u órganos comiencen a fallar y se presenten complicaciones.

Los órganos trasplantables son corazón, hígado, intestino, páncreas, pulmón y riñón. Los tejidos son córneas, hueso, pelo, piel, sangre y válvulas cardiacas; y las células incluyen a la médula ósea.

Según estimaciones de la OMS, el órgano con más demanda es el riñón, y después las córneas.

En días pasados el titular de la Secretaría de Salud (SSA), José Narro Robles, aseguró que el número de trasplantes de órganos y tejidos, en México, creció cerca del 24 por ciento en los últimos cinco años.

“El número de donantes totales se incrementó 22 por ciento y el de donantes de órganos y tejidos a partir de personas fallecidas 28 por ciento”, dijo el titular de la Secretaría de Salud, al mencionar que esto representa un avance en la materia, por lo que es necesario mantener la estimulación de la donación en el país y mejorar las respuestas.

Por primera vez en México, IMSS realiza trasplantes incompatibles de hígado