NASA descubre indicios orgánicos de que quizá hubo vida en Marte

0
118

El robot Curiosity de la NASA halló moléculas orgánicas en rocas de Marte, que se habrían formado hace tres mil millones de años, en la superficie del planeta rojo

En un descubrimiento que podría cambiar radicalmente lo que se sabe del planeta rojo, la NASA informó -este jueves 7 de junio en la ciudad de Washington- que el robot explorador Curiosity, que se encuentra en una misión desde 2012, halló moléculas orgánicas en rocas marcianas formadas hace tres mil millones de años en Marte.

“Este es un descubrimiento muy emocionante, pero no podemos confirmar aún el origen de estas moléculas. Podría ser una prueba de vida anterior, pero también podrían pertenecer a un meteorito u otras fuentes”, dijo Paul Mahaffy, quien es director de la División de Exploración del Sistema Solar de la NASA.

Pese a que todavía no está clara la razón de la creación de estas moléculas orgánicas, el organismo estadounidense dedicado a la investigación del espacio resaltó que este tipo de partículas podría haber sido la fuente de alimento de una hipotética vida a nivel microbiano en Marte.

“Sabemos que en la Tierra los microorganismos comen todo tipo de productos orgánicos. Es una fuente de alimento valiosa para ellos”, detalló Jennifer Eigenbrode, quien es integrante del Centro Espacial Goddard de la NASA en Maryland, Estados Unidos.

De acuerdo con un reporte de la agencia española de noticias EFE, este hallazgo “no certifica que hubo vida” en el plante vecino; sin embargo, sí demuestra que los organismos podrían haber sobrevivido gracias a la existencia de esas moléculas orgánicas.

La experta explicó que a pesar de que la superficie de Marte es “inhóspita” actualmente, las evidencias encontradas apuntan a que, en el pasado remoto, el clima marciano permitió que el agua líquida, elemento esencial para la existencia de la vida tal y como la conocemos, se agrupara en la superficie.

Según los datos recopilados por el robot Curiosity, hace miles de millones de años, un lago de agua dentro del cráter Gale contenía todos los ingredientes necesarios para la vida, incluidos los componentes químicos y las fuentes de energía.

“Encontrar moléculas orgánicas antiguas en los primeros cinco centímetros de roca que se depositaron cuando Marte pudo haber sido habitable es un buen augurio para que aprendamos la historia de las moléculas orgánicas en Marte con misiones futuras que profundizarán más”, agregó.

La exploración del robot Curiosity, el cual ya descubrió en 2013 los rimeros indicios de agua en Marte, también determinó que la concentración de metano en la atmósfera de aquel planeta cambia con las estaciones. Las mediciones realizadas en el cráter Gale han descubierto que los niveles atmosféricos de metano en el planeta rojo siguen un ciclo estacional.

Asimismo, han determinado que las concentraciones más altas se presentan en los equinoccios (primavera y otoño) y las menores se registran en los solsticios. Pese a que se desconoce el origen del gas, una de las principales teorías apunta a que procedería de reservas en el subsuelo llamadas “clatratos”, en los que pudo haber quedado atrapado en el pasado.

México participará en misiones a Marte en diferentes áreas