Candidatos protagonizan cara a cara en el tercer debate presidencial

0
354

El Gran Museo del Mundo Maya, situado en la ciudad de Mérida, capital de Yucatán; fue el escenario del tercer y último debate presidencial organizado por el INE

A menos de un mes de las elecciones presidenciales del domingo 1 de julio próximo, los cuatro candidatos protagonizaron un intercambio de señalamientos en el tercer y último debate organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE), el cual se llevó a cabo en las instalaciones del Gran Museo del Mundo Maya, ubicado en Mérida, Yucatán.

Ricardo Anaya Cortés, aspirante presidencial de la coalición “Por México Al Frente”, aseguró que Andrés Manuel López Obrador, abanderado de la alianza “Juntos Haremos Historia”, benefició -durante su mandato como jefe de Gobierno de la Ciudad de México (2000-2006)- con contratos sin licitación al empresario José María Rioboó.

“Te has convertido en lo que tanto criticabas”, señaló el político panista; expresión que fue respondida por el tabasqueño con la aseveración “no soy corrupto como tú”.

En el cara a cara celebrado durante la noche del martes 12 de junio, el exlíder nacional del blanquiazul acusó al candidato de la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade Kuribreña, de estar implicado en el escándalo de corrupción protagonizado por la empresa constructora brasileña Odebrecht.

“Este decreto que contiene tu firma te implica a ti directamente en el ultimo gran escándalo de corrupción de Odebrecht (…) Tú, José Antonio, y tu jefe, Enrique Peña Nieto, van a enfrentar la justicia cuando sea presidente de México porque es lo correcto”, afirmó el político queretano.

Ricardo Anaya Cortés

El aspirante presidencial de los Partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano dijo ser objeto de una campaña de “ataques, mentiras y falsedades” por parte del Gobierno del presidente de México, Enrique Peña Nieto; y la Procuraduría General de la República (PGR).

Asimismo, propuso que invertir en infraestructura para ampliar la cobertura de internet en todo el territorio nacional; así como garantizar que todos los mexicanos cuenten con un teléfono inteligente o una tableta para hacer uso de la red.

Planteó modificar el modelo educativo con la finalidad de que los estudiantes aprendan a pensar; además de invertir en la formación y capacitación de los profesores, ya que -dijo- cancelar la reforma educativa implicaría regresar a las prácticas nocivas del pasado.

Andrés Manuel López Obrador

“No es mi fuerte la venganza”, dijo el abanderado presidencial de los partidos Movimiento Regeneración Nacional (Morena), del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES) ante los señalamientos de que supuestamente ha pactado con la administración de Peña Nieto.

El exjefe de Gobierno de la Ciudad de México reiteró su propuesta de ahorrar 500 mil millones de pesos anualmente, “que se van por el caño de la corrupción”; también anunció que aplicaría un plan de austeridad para terminar con los privilegios de la élite mexicana, lo que ayudaría a generar empleos.

“Donde no hay corrupción no hay pobreza, no hay desigualdad, no hay violencia”, manifestó al reafirmar que cancelaría la reforma educativa, mantendría el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), no incrementaría los impuestos y fortalecería el mercado interno.

José Antonio Meade Kuribreña

Con el argumento de que “esa película ya la vimos”, el candidato presidencial de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal) criticó los planteamientos del político tabasqueño, quien compite por tercera ocasión en unos comicios presidenciales.

Asimismo, aseguró que la familia de Javier Jiménez Espriú, quien sería el eventual secretario de Comunicaciones y Transportes durante el mandato de López Obrador, es socia de la compañía constructora brasileña Odebrecht, la cual enfrenta acusaciones de corrupción en varios países de América Latina.

Señaló que durante su paso por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) dos millones de mexicanos salieron de la pobreza; mientras que el exjefe de Gobierno de la Ciudad de México hizo que 370 mil personas se convirtieran en nuevos pobres, durante su mandato entre 2000 y 2006.

Jaime Rodríguez Calderón ‘El Bronco’

El aspirante presidencial independiente se comprometió a subir el ingreso básico a 350 pesos diarios con la finalidad de desaparecer el salario mínimo, ya que -aseveró- se trata de una falacia debido a que “nadie puede vivir en este país con ese dinero”. Además, de que disminuiría los impuestos al Valor Agregado (IVA) y Sobre la Renta (ISR).

Durante su participación, el gobernador con licencia del estado de Nuevo León planteó reducir la semana laboral e incrementar la posibilidad de que las personas realicen su trabajo desde casa, para desincentivar el uso del automóvil y reducir los niveles de contaminación.

Mientras que con el objetivo de hacer frente a los índices de violencia e inseguridad, puso sobre la mesa la creación de un inventario nacional de consumidores de drogas para atender las necesidades de las personas, que por alguna razón emplean sustancias estupefacientes.

Sigue en directo el tercer debate entre los cuatro candidatos presidenciales