México: ‘Corea’ y no llores

0
204

Tras la derrota 0-3 frente a Suecia, la Selección Nacional de México enfrentará -el próximo lunes 2 de julio- al combinado de Brasil, en el estadio Samara Arena

Luego de la dolorosa derrota de México ante Suecia, la Selección Mexicana ya se prepara para afrontar los octavos de final del Mundial Rusia 2018, instancia en la que se deben enfocar al 100 por ciento.

Enfrentar a Brasil no es algo nuevo para los Tricolores, tampoco es un partido que no se pueda ganar, como lo fue en antaño, ahora parece que es el alma de México quien lo pide a gritos, porque Brasil ya no nos asusta.

El partido ante Suecia era el de la confirmación para Osorio, en el que pondría la ‘cereza en el pastel’, luego de dos victorias consecutivas en la fase de grupos ante el campeón Alemania y Corea, pero el de ayer fue un duelo diferente. Fue el primero en el que repitió alineación, después probar 49 alineaciones diferentes, fue la 50 la que salió ante los suecos.

La primera mitad, con mucho esfuerzo, México contuvo los embates de las ‘torres’ suecas y tuvo por lo menos un par de aproximaciones, pero se mostró desconcertado e irreconocible. Memo Ochoa nuevamente se erigió como la figura.

En la segunda parte, volvieron los errores del proceso de Osorio y aún con seis puntos, el Tri estaba sujeto a lo que pasara en el duelo de Corea y Alemania.

El 1-0, obra de Ludwig Augustinsson, quien disparó machucado, Ochoa desvió, pero el esférico besó las redes.

Las llegadas de Suecia no cesaron y un ‘derribo’ de Moreno a Berg, recordó los fantasmas de hace cuatro años, no era penal; Andreas Granqvist fusiló a Ochoa por más que éste adivinó la trayectoria del balón.

De ahí en adelante, México se perdió, careció de ideas y ya no pudo sobreponerse cuando Edson Álvarez marcó autogol. Aún con la derrota y con gran angustia, México avanzó porque Alemania no anotó.

Ahora el rival que viene, no ha demostrado su poderío y el legado de ser pentacampeón del Mundo, pero sí la eficacia para avanzar a los octavos.

Tras vencer a Serbia, Brasil se enfrentará a México en los octavos de final