López Obrador y Peña Nieto arrancan formalmente proceso de transición

0
149

López Obrador y Peña Nieto dejaron de manifiesto sus discrepancias sobre el futuro de la reforma educativa y el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

En las instalaciones de Palacio Nacional, el presidente de México, Enrique Peña Nieto; y el presidente electo para el sexenio 2018-2024, Andrés Manuel López Obrador, comenzaron formalmente el proceso de transición del Poder Ejecutivo Federal rumbo a la transmisión de poderes del 1 de diciembre próximo.

Luego de haber encabezado la primera reunión de los dos equipos de transición, ambos mandatarios ofrecieron una conferencia de prensa conjunta en la cual fueron evidentes las discrepancias entre ambos, en temas específicos como la continuidad de la reforma educativa y la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Mientras que Peña Nieto enfatizó que por el bienestar del país buscarán un proceso de transición ordenado, López Obrador se congratuló de que este ejercicio se lleve a cabo de manera institucional y respetuosa.

Al admitir que el actual Gobierno de la República fue tanto promotor como impulsor de la reforma educativa “de fondo y de cambio”, Peña Nieto aseguró que su administración federal seguirá instrumentándola en cumplimiento de lo que establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes reglamentarias.

Por su parte, López Obrador reiteró que -en tiempo y forma- su administración federal presentará las iniciativas para cancelar la reforma educativa y “dar a conocer un plan distinto con un marco legal ajustado a las nuevas circunstancias”.

Horas antes de que ambos gobernantes dieran inicio formal al proceso de transición de la Administración Pública Federal, la exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales, advirtió que la reforma educativa “se ha derrumbado” en México.

Mientras que en el tema de la edificación del NAICM, el presidente de la República señaló que es un proyecto transexenal y ya existen contratos asignados a diferentes empresas; por su parte, el presidente electo enfatizó que realizará una consulta popular para conocer la opinión de los ciudadanos mexicanos.

López Obrador afirma que transformación será pacífica, pero profunda y ordenada