Estado Mayor Presidencial desaparecerá a partir del 30 de noviembre próximo

0
22

Desde el último minuto del 30 de noviembre próximo, todos los elementos del Estado Mayor Presidencial serán transferidos al Ejército Mexicano y a la Marina Armada de México

A partir del último minuto del 30 de noviembre próximo, desaparecerá formalmente el Estado Mayor Presidencial (EMP), agrupamiento militar encargado de la seguridad y resguardo de la integridad física del titular del Poder Ejecutivo Federal y su familia; por lo que sus seis mil elementos se reincorporarán a las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina Armada de México (Semar).

De acuerdo con fuentes castrenses citadas por varios medios de comunicación, la vigilancia de la ceremonia de toma de protesta del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, estará a cargo de un grupo especial del Ejército Mexicano. La sesión solemne del Congreso de la Unión se llevará a cabo durante las primeras horas del 1 de diciembre próximo.

El diario La Jornada reportó que durante la noche del última día del sexenio del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la Sedena emitirá el documento que formalizará la desaparición del EMP, corporación militar que fue creada por decreto del expresidente de México Manuel Ávila Camacho, el 12 de enero de 1942.

Fue en aquel entonces, cuando con base en una reforma realizada a la Ley Orgánica del Ejército y Armada Nacionales, la cual estuvo vigente de 1926 a 1942. El EMP sustituyó a lo que se le conocía como Ayudantía de la Presidencia de la República.

Actualmente, el EMP está conformado por dos áreas: una administrativa integrada por mil 869 efectivos, de los cuales mil 208 son del Ejercito, 153 de la Marina Armada de México, 32 de la Policía Federal, 26 de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México y 360 civiles. Mientras que el Cuerpo de Guardias Presidenciales está conformada por cuatro mil 445 soldados y marinos, quienes se dedican a actividades como traslados y operaciones de seguridad del mandatario mexicano y su familia.

En el caso de los efectivos integrantes del Cuerpo de Guardias Presidenciales, serán adscritos totalmente a la Policía Militar, agrupamiento que se encarga de mantener el orden al interior del Ejército Mexicano. Por su parte, los elementos navales serán enviados a diversas áreas de la Marina Armada de México.