Khashoggi fue estrangulado y descuartizado en consulado de Arabia Saudita

0
22

Tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, la monarquía absoluta de Arabia Saudita ha cambiado una y otra vez la versión de lo sucedido dentro de su consulado en Estambul, Turquía

Poco después de que ingresara al consulado de Arabia Saudita -el pasado 2 de octubre- en la ciudad de Estambul, Turquía, el periodista saudita Jamal Khashoggi fue estrangulado hasta la muerte y, posteriormente, su cuerpo fue descuartizado; afirmó -este miércoles 31 de octubre- la Fiscalía General de Turquía al asegurar que este hecho se trató de un asesinato planificado.

A través de un comunicado de prensa, las autoridades turcas dieron a conocer que sus investigaciones concluyeron que el también columnista del diario estadounidense The Washington Post falleció por estrangulamiento, en un crimen que fue planificado de antemano. Mientras que los verdugos se deshicieron del cadáver tras desmembrarlo.

La dependencia turca lamentó la falta de resultados concretos tras las reuniones llevadas a cabo esta misma semana, en Estambul, entre el fiscal general de Turquía, Irfan Fina y su homólogo de Arabia Saudita, Saudita Al-Mojeb, quien hoy visitó la Agencia Nacional de Inteligencia del país eurasiático antes de regresar a la nación árabe.

Durante dichos encuentros, el fiscal general turco exigió a su par saudita responder por escrito tres preguntas: ¿dónde están el cuerpo de Jamal Khashoggi? ¿Si tuvieron información previa del asesinato? y ¿Quién es el colaborador turco? Según Riad, un ciudadano turco fue el encargado de deshacerse del cuerpo de la víctima.

No obstante, el fiscal general saudita se limitó a realizar una invitación a su homólogo turco y a su equipo para realizar un viaje a Arabia Saudita con todas las pruebas para continuar investigando conjuntamente el caso.

Además, negó que las autoridades sauditas tengan evidencia de la existencia de “un colaborador local”, por lo que contradijo así la versión oficial sostenida por la monarquía absoluta y difundida anteriormente.

Desde que se conoció la noticia de la muerte de Jamal Khashoggi, el país árabe ha ofrecido diferentes versiones, ya que -en un principio- negó su muerte, después aseguró que perdió la vida en interior de la legación diplomática como consecuencia de una pelea a puñetazos y, finalmente, reconoció que el periodista fue asesinato brutalmente.

“Pese a toda nuestra buena voluntad, no obtuvimos ningún resultado concreto de las conversaciones”, destacó la dependencia turca.

Mientras el misterio y el engaño sigue marcando este caso, la alta comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet, exigió que las autoridades de Arabia Saudita revelen el paradero de los restos del informador, que era un crítico de la monarquía absoluta de la nación árabe.

“El examen forense, incluyendo una autopsia en el cuerpo de la víctima es un elemento crucial en cualquier investigación sobre un asesinato, por lo que exhorto a las autoridades de Arabia Saudita a revelar el paradero del cuerpo del informador sin más demora”, declaró la expresidenta de Chile.

Muerte de Jamal Khashoggi fue un asesinato planeado: presidente de Turquía